Despliega el menú
Economía

Los bancos empiezan a pactar las comisiones por el uso de los cajeros

Bankia, Sabadell y Euro 6000 acuerdan un coste máximo de 0,65 euros por extracción y Caixabank aplica ya dos euros.

El próximo 1 de enero empezarán a aplicarse las nuevas comisiones bancarias por el uso de los cajeros y las entidades han comenzado a cerrar pactos. Bankia, Banco Sabadell y las entidades integrantes de Euro 6000 (Kutxabank, Ibercaja, Liberbank, BMN, Abanca, Unicaja, Caja España-Duero, CajaSur, Caixa Ontinyent, Colonya Caixa de Pollença y Cecabank) han acordado cobrarse entre ellas un coste de 0,65 euros por cada operación a débito que se realice en sus cajeros con tarjetas emitidas por el resto de bancos de la alianza. Después, cada entidad decidirá si repercute o no ese coste a sus clientes. Este acuerdo, que se basa en el alcanzado en septiembre tras adaptarlo al real decreto de octubre que prohibió la doble comisión, se aplicará antes de que acabe el año. Bankia señala que la comisión de 0,65 euros representa un ahorro para el cliente de hasta el 83%, ya que antes tenía que pagar cuatro euros de comisión mínima por sacar dinero de los cajeros de la red 6.000 y 1,20 euros por extraer efectivo en terminales del Sabadell, que se repartían entre Bankia y el dueño del cajero. A esta alianza, Euro 6000 aporta 9.003 cajeros; Bankia, 5.559, y Banco Sabadell, 3.246. "Es un acuerdo muy bueno para los clientes de Bankia, que van a tener, a partir de ahora, a su disposición una red de 18.000 cajeros repartidos por toda España en los que podrán sacar dinero en unas condiciones muy ventajosas", señaló el director de Banca de Particulares de Bankia, Fernando Sobrini.

Por su parte, las entidades integrantes de Euro 6.000 han acordado aplicarse entre ellas una comisión de 0,45 euros, que será la comisión máxima a repercutir a sus clientes. Liberbank ya ha anticipado que no la cobrará a sus clientes si la cantidad extraída es superior a 100 euros ni a los titulares de las tarjetas Max Junior y Max Joven.

De otro lado, Bankinter se ha comprometido a no trasladar ningún tipo de comisión a sus clientes por disposiciones de efectivo a débito realizadas tanto en sus cajeros como en los que son propiedad de Banco Popular, Grupo Cajamar, Laboral Kutxa, Grupo Caja Rural y Deutsche Bank. De la misma manera, Cajamar no cobrará a sus clientes por extraer efectivo de las entidades anteriores. Es decir, estos seis bancos y cajas se cobrarán la comisión entre ellos pero ni Bankinter ni Cajamar la repercutirán directamente a sus clientes. Igual ocurre con el acuerdo entre ING y el Banco Popular, en virtud del cual el segundo le alquila al banco naranja su red de 2.672 terminales e ING no repercute el precio a pagar a sus clientes, que podrán sacar dinero gratis de los cajeros del Popular.

Caixabank sí está cobrando ya dos euros a los bancos cuyos clientes sacan dinero de los cajeros de la entidad que preside Isidro Fainé, según han confirmado Adicae y otros bancos. Hace meses, Caixabank revolucionó el status quo al imponer una comisión de dos euros a los no clientes por disponer de dinero en efectivo en sus terminales.

Rápidamente, BBVA y Banco Santander anunciaron que seguirían esa práctica. Hasta ese momento, el cliente pagaba a su propia entidad por extraer dinero en un cajero de otro banco. La nueva comisión suponía pagar dos veces por el mismo servicio y el Gobierno aprobó un real decreto prohibiéndola por real decreto. Esta norma establece que es la entidad propietaria del cajero la que puede fijar la comisión a cobrar por el uso de sus cajeros pero al banco emisor de la tarjeta, no al cliente. A su vez, el banco emisor de la tarjeta decidirá qué parte de esa comisión le traslada a su cliente sin que en ningún caso pueda ser superior a la comisión que se le haya aplicado.

Etiquetas
Comentarios