Despliega el menú
Economía

Koalas de Australia llevan sensores 'made in Aragón'

La tecnología de Libelium llega a todo el mundo, incluido el animal y el vegetal o de cultivos. Ahora han desarrollado un sistema para plantaciones de cacao en Indonesia.

Alicia Asín y David Gascón, junto a su equipo en las instalaciones de Libelium en la calle Escatrón.
Alicia Asín y David Gascón, junto a su equipo en las instalaciones de Libelium en la calle Escatrón.
a. alcorta

Australia es la última parada en la expansión internacional de Libelium. La empresa tecnológica aragonesa, que lideran Alicia Asín y David Gascón y que exporta el 90% de sus sensores inalámbricos, está embarcada en un proyecto para monitorizar el nivel de estrés de los koalas en Australia. "Se trata de un proyecto de seguimiento de 50 koalas de un parque natural en Brisbane para controlar su estado de salud y prevenir los ataques de perros de presa que habitan en los alrededores", explican desde la firma.

Los sensores que llevan los koalas incluyen localización GPS, acelerómetro y control de la temperatura ambiente para mejorar en la medida de lo posible sus condiciones de vida. Además, el mayor operador de telecomunicaciones de Australia tiene también instalados sistemas de medición de ruido y contaminación ambiental en la ciudad de Adelaida desarrollados por la empresa aragonesa.

Pero las redes de Libelium, que despliega soluciones inteligentes para animales, campos de cultivo y ciudades, no se detienen en Australia. Han llegado también a Indonesia, el tercer mayor productor de cacao del mundo con un 90% de pequeñas plantaciones familiares. Como en la vocación de la firma aragonesa está democratizar la tecnología, han desarrollado un sistema sencillo de monitorización para medir la temperatura y la humedad de la planta del cacao, así como de la tierra y la radiación solar, lo que permite, con los datos que se recogen, actuar sobre ella y hacerla más resistente.

Este novedoso proyecto, que Libelium aún no ha colgado en su web, sigue la estela de otros desarrollados en Europa, concretamente en viñedos de Suiza y Eslovenia. En este caso, también los sensores permiten un ahorro de costes al optimizar el uso de plaguicidas. Con una facturación que cerrará este año entre los 3,9 y 4,2 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 20% respecto a 2014, Libelium no descuida tampoco otros clientes como son las ciudades inteligentes. Actualmente están instalando soluciones para la búsqueda de aparcamiento en Dubái, así como de control ambiental junto al mayor operador de telecomunicaciones de Oriente Próximo.

En el difícil mercado norteamericano también está presente la tecnología aragonesa. En Hoboken, una ciudad ubicada en el condado de Hudson, en el estado de Nueva Jersey, el hardware Plug&Sense! de Libelium está monitorizando niveles de ruido, polvo, gases, humedad, presión atmosférica y temperatura. Los sensores de estos jóvenes empresarios también llevan el control de aguas y de calidad ambiental en algunas minas de Chile.

Etiquetas
Comentarios