Despliega el menú
Economía

Oportunidades del 'big data'

En los próximos 5 años habrá más de 50.000 millones de dispositivos ‘smart’ conectados en el mundo.

David Íñiguez y Elisa Cauhe, del Bifi (Biocomputación y Física de Sistemas Complejos).
David Íñiguez y Elisa Cauhe, del Bifi (Biocomputación y Física de Sistemas Complejos). francisco Jiménez
francisco Jiménez

Cómo convertir en negocio el análisis de los millones de datos que se manejan en una fábrica, un banco, un hospital o una ciudad es el reto de la era digital. en la que la velocidad, el volumen y la variedad de dispositivos para acumularlos requiere mucha inteligencia

El imperio de los datos. Ese es el mundo que viene, según los expertos. Saber convertirlos en negocio es el reto que tienen empresas y Administración, inmersos en análisis del ‘big data’, que no es sino el uso de tecnologías para sacar partido a miles de millones de datos. Ángel Pardillos, director del Centro de Tecnologías Avanzadas (CTA), asegura que se han creado más datos en los dos últimos años que en toda la historia de la humanidad y que en los próximos 5 años habrá más de 50.000 millones de dispositivos ‘smart’ conectados en el mundo, desarrollados para recolectar, analizar y compartir datos y que al menos la tercera parte de ellos pasará por la nube o ‘cloud’ (red de servidores conectada mediante internet). Consciente de que de momento "solo se analiza y usa el 0,5% de todos los datos que existen", la pregunta, según Pardillos, "no es si el ‘big data’ viene a quedarse o no, sino si estamos preparados"

Y la respuesta de los especialistas como Alejandro Giménez, director técnico de EMC (empresa americana fabricante de software), es que España, pese a encontrarse en un nivel similar al de sus vecinos europeos, "está aún lejos del grado de madurez que cabe esperar de estas tecnologías". Según Roberto López, director de la Oracle University España, aunque se cuenta con tecnologías digitales y analíticas de datos desde hace años, es justo ahora cuando están mostrando su capacidad de transformación de modelos de negocio. "Antes no era un segmento maduro, y ahora sí. Cada vez cerramos más proyectos en este sentido y vemos oportunidades de negocio en todas las empresa del Ibex 35". De cualquier forma, queda mucho por hacer, reconoce Lucía Ferrer, directora comercial en PUE (Proyecto Universidad Empresa) y representante en España de Cloudera, una de las empresas mas importantes en software de ‘big data’. "En España el 38% de las empresas aún no tienen puestas en marcha soluciones de ‘big data’, pero se duplicará el número de firmas no tecnológicas que las utilizarán", dice.

En creación de empleo, el ‘big data’ supone mucha demanda. Ferrer cita el V Informe Adecco sobre carreras profesionales en el que se estima que en Europa faltan 900.000 perfiles cualificados en TIC, y de hecho el "Centro de Tecnologías Avanzadas, dependiente del Inaem, está haciendo un esfuerzo encomiable por formar y adecuar perfiles". El Gobierno aragonés ha encargado al clúster IDiA, que dirige Antonio Novo, un informe sobre qué perfiles y cuántos se necesitarán.

En cuanto a sectores de negocio que están apostando más por el ‘big data’, empezó por el de las telecomunicaciones, pero "las entidades financieras han tomado el relevo", según Roberto López, de Oracle, que pone como ejemplo "dos proyectos desarrollados para Telefónica y La Caixa, referentes a nivel mundial". Para Lucía Ferrer, de PUE, "Banco Santander, La Caixa, BBVA y Movistar están llevando a cabo los proyectos más grandes e innovadores en tecnología". En su opinión, "los bancos tienen cantidades masivas de datos operacionales, transaccionales y balances que contienen tendencias macroeconómicas y que pueden resultar muy útiles para los inversores". También, añade, para hacer análisis de riesgos o detección del fraude.Aplicación en negocios de todo tipo

Telecomunicaciones, banca, energía, salud y grandes corporaciones de internet están marcando el paso, comparte David Íñiguez, jefe del área de Computación del Bifi (Biocomputación y Física de Sistemas Complejos), ubicado en el campus Río Ebro. Sin olvidarse tampoco, apostilla Giménez, de EMC, de la industria. BSH, por ejemplo, es miembro de un proyecto colaborativo de ámbito nacional financiado por el CDTI, en el que participan empresas de diferentes sectores. "En nuestro caso, el estudio consiste en el análisis de una gran cantidad de datos disponibles de los componentes electrónicos de las placas de inducción para alcanzar un objetivo doble: prevenir y predecir fallos de dichos componentes y aprovechar la información obtenida para un diseño optimizado desde un punto de vista global", apuntan desde la compañía.

Asimismo, el ‘big data’ es una gran oportunidad para el sector turístico; el del retail, que realiza ajustes automáticos de precios basándose en datos de inventario, demanda y precios de la competencia; y la propia agricultura que lo aplica para analizar plagas, asegurar cultivos y conocer de antemano los mercados de materias primas para predecir cuál será el cultivo más rentable. De lo que pueda suponer esta nueva era en asalto a la intimidad, Giménez, de EMC, constata que "la legislación parece desarrollarse hacia la defensa de la privacidad del ciudadano frente a posibles intrusiones", pero opina que este objetivo debería ser compatible con el desarrollo de técnicas analíticas innovadoras. "Esperamos del ‘big data’ enormes beneficios como eficiencia y competitividad empresarial, sociedades más sostenibles, investigación científica, medicina a medida adaptada al paciente, seguridad, etc.". Por eso, concluye, hay que encontrar un equilibrio.

Etiquetas
Comentarios