Economía

​La gasolina y el gasóleo suben un 0,6% y rompen una racha de tres semanas a la baja

El litro de gasolina se ha situado de media en 1,177 euros y, pese a la subida, continúa en los niveles más bajos desde febrero.

La OCU denuncia que la gasolina está en máximos anuales justo antes de la operación salida
Sandra Lario

Los precios de la gasolina y del gasóleo han experimentado un incremento del 0,6% en la última semana y han interrumpido una racha de tres semanas consecutiva a la baja, según datos recogidos a partir del Boletín Petrolero de la Unión Europea.

En concreto, el litro de gasolina se ha situado de media en 1,177 euros y, pese a la subida, continúa en los niveles más bajos desde febrero. Este combustible cuesta además un 16% menos que en la misma semana del año anterior. En cuanto al gasóleo, su precio medio en los surtidores asciende a 1,077 euros, y suma nueve semanas por debajo del umbral de los 1,1 euros. Este combustible, consumido por cerca del 80% del parque automovilístico, cuesta en la actualidad un 17% menos que en la misma semana de 2014.

Con respecto a principios de año, el precio de la gasolina es un 2,3% más caro, mientras que en el caso del gasóleo el nivel actual es un 2,52% inferior al de enero. Las subidas se anuncian en un momento en el que el precio del barril de crudo tiende a la baja, lo que puede anticipar descensos en los precios de los carburantes durante la semana en curso.

En concreto, el barril de Brent, de referencia en Europa, cotiza actualmente a 49 dólares, dos dólares menos que la semana pasada, mientras que el Texas americano se cambia a 46 dólares, también dos dólares por debajo del nivel de hace siete días.

Precios en la UE

Los carburantes cuestan en España menos que en la media de la UE, donde el precio de venta al público del litro de gasolina se sitúa en 1,341 euros y en 1,348 euros en la zona euro. Por su parte, el litro de gasóleo cuesta 1,184 euros de media en la UE y 1,151 euros en la Eurozona.

El menor nivel de precios finales con respecto a los países del entorno se debe a que España, pese a las subidas del IVA, a los mayores impuestos y a los nuevos gravámenes al biodiésel, sigue contando con una menor presión fiscal.

Etiquetas
Comentarios