Despliega el menú
Economía

La Zaragozana invertirá 100 millones en su nuevo plan de expansión hasta 2018

Con este "ambicioso" plan se prevé alcanzar los 200 millones de litros de cerveza anuales.

Presentación de la nueva imagen de La Zaragozana
Presentación de la nueva imagen de La Zaragozana
Guillermo Mestre

El Grupo La Zaragozana invertirá 100 millones de euros durante el periodo 2015-2018 en la ampliación de la nueva fábrica situada en La Cartuja, en Zaragoza, y el refuerzo de las áreas comercial, de marketing y logística. Prevé triplicar así su capacidad productiva, que en 2014 alcanzó los 66 millones de litros de cerveza y se tradujo en un beneficio de 70,6 millones de euros.

Con este "ambicioso" plan de expansión, según ha explicado este vienes el director general del Grupo, Félix Longás, se prevé alcanzar los 200 millones de litros de cerveza anuales, una vez que las obras estén finalizadas y cuando la mayor parte de la producción se realice en La Cartuja.

Además, está previsto que, con ello, la plantilla aumente desde los 926 trabajadores actuales hasta los 1.100. Según ha señalado Longás, estas nuevas contrataciones se realizarán en áreas de logística, comercialización y mantenimiento.

El proyecto de ampliación finalizará en 2018, después de que a lo largo del presente año entre en funcionamiento la nueva nave de filtrado, en 2016 se trasladen los tanques verticales de fermentación y, en 2017, se complete la nave de cocidas y los silos de almacenamiento de malta.

"Nuestro objetivo siempre ha sido elaborar cervezas de alta calidad para aquellas personas que buscan disfrutar de un buen producto", ha dicho Longás, al tiempo que ha destacado la intención de "aunar" la tradición cervecera en el proceso productivo con la tecnología puntera para "asegurar" la calidad.

En la actualidad, La Zaragozana produce 13 variedades de cerveza, con lo que alcanza una cuota nacional de mercado del 2 por ciento. La ampliación de este porcentaje es uno de los "retos" que afrontan para este próximo periodo, además de "conquistar más mercados y aumentar nuestras cifras de venta en exportación" hasta alcanzar el 7 por ciento de la producción total, frente al 3,7 por ciento actual, ha expuesto Félix Longás."Motor de crecimiento"

Conforme las previsiones, para 2018, cuando haya concluido el proceso de ampliación de la fábrica, la facturación habrá aumentado un 50 por ciento y se situará en unos 230 millones de euros.

Con estas inversiones, ha apuntado Longás, el grupo empresarial pretende "consolidarse" como "motor de crecimiento de la Comunidad de Aragón y como referente de la más alta calidad dentro del sector en España".

Por su parte, el director de Marketing y Comunicación de Cervezas Ambar, Enrique Torguet, ha recordado que, pese a que la mayor parte de la producción se concentrará en La Cartuja, la fábrica de Ambar situada en la calle de Ramón Berenguer, en el zaragozano barrio de San José, continuará funcionando.

En ella se seguirán realizando ediciones limitadas de corte artesanal y, además, será un "centro de experimentación dedicado a la cultura cervecera". También continuarán las visitas guiadas a sus instalaciones, por las que, en la actualidad, pasan una media de 18.000 personas al año.

En el crecimiento del grupo desde 2008, que se sitúa en torno al 25 por ciento, ha resultado "clave" la empresa de distribución Bebinter, integrada en La Zaragozana. Longás ha detallado que Bebinter ha facturado en 2014 un total de 93,7 millones de euros, por lo que es "la mayor distribuidora de productos de gran consumo de Aragón", con 17 almacenes propios y más de 24.000 puntos de venta de hostelería.

Paralelamente a la expansión cervecera, también se han invertido en los últimos años 5 millones de euros en la planta de Cobecsa, en la localidad de Jaraba, donde se producen y envasan refrescos y se embotella agua de Lunares. Estas instalaciones, en las que se facturaron 7 millones de euros en 2014, recibirán 3 millones de euros más de capital en los próximos meses, destinados a mejorar la zona de envasado.Nueva imagen

La cervecera aragonesa Ambar ha presentado también la renovación de su imagen corporativa, un rediseño que combina algunos de los elementos que han formado parte de la empresa desde sus inicios, en el año 1900.

"Se trata de un paso adelante para la imagen de Ambar, que nos actualiza resaltando todavía más los puntos clave de la compañía: auntenticidad y tradición en estado puro pero desde la modernidad", ha asegurado el director de Marketing y Comunicación, Enrique Torguet, quien ha situado a la compañía como "la más pequeña de las grandes" en el sector cervecero.

El diseño incluye por primera vez un triángulo dorado, recuperado de documentos históricos de la empresa. Éste representa los elementos básicos utilizados en la elaboración de cerveza, es decir, agua, malta y lúpulo; y también al territorio aragonés con sus tres provincias, ha puntualizado Torguet.

La consultora británica Claessens Internacional ha sido la encargada del cambio de imagen y la adaptación ha corrido a cargo del Estudio Versus que, ha aseverado Torguet, ha "respetado" el rojo como color característico de la marca y el dorado como signo de "vitalidad y optimismo".

La nueva imagen se irá instaurando de manera progresiva en los productos Ambar hasta que, a finales de mayo, todos ellos cuenten con este diseño.

Etiquetas