Despliega el menú
Economía
Suscríbete

La Cámara de Comercio dice que la economía aragonesa crecerá un 2,5 % durante este año...

Esta institución asegura que la tasada de paro descenderá hasta situarse en el 15,65%.

La economía aragonesa crecerá un 2,5% y la tasa de desempleo descenderá hasta situarse en el 15,65% en 2015, unos datos que confirman que la recuperación económica se consolida, según las previsiones de la Cámara de Comercio de Zaragoza.

No obstante, aunque el 62,6% de las empresas aragonesas consultadas por la Cámara de Comercio confía en que el 2015 será "un buen año", aplaza el optimismo para el 2016 debido a los "últimos coletazos de la crisis".

Así lo ha afirmado este miércoles el catedrático de Análisis Económico de la Universidad de Zaragoza, Marcos Sanso, quien ha presentado, junto al presidente de la Fundación Basilio Paraíso de la Cámara de Comercio de Zaragoza, Manuel Teruel, los resultados del estudio de valoración anual, del Indicador de Confianza Empresarial y del boletín de coyuntura.

Según sus previsiones, el PIB crecerá en torno al 2,5%, una décima más que la media española, y este incremento tendrá efecto en el mercado de trabajo, como ha ocurrido en 2014, año en el que se ha creado empleo sin alcanzar el 2% de tasa de crecimiento económico, ha dicho Sanso.

En concreto, la tasa de desempleo descenderá tres puntos hasta el 15,65%, por debajo de la media española (20,34%) en 2015 y la "precariedad" de los nuevos contratos se corregirá conforme mejore la economía, ha señalado Sanso.

Esta recuperación de la economía se verá favorecida a corto plazo por la nueva política monetaria expansiva del Banco Central Europeo; por la depreciación del euro y la caída del precio del barril de petróleo, una conjunción de factores que tendrá un "efecto positivo" en España, ha apuntado Manuel Teruel.

Sin embargo, todavía hay factores que entorpecen la recuperación económica, como la evolución del sector servicios, donde todavía se está produciendo un ajuste de personal, especialmente en el ámbito financiero y en el de la información y comunicación, y el de la construcción, con una evolución del precio de la vivienda negativa en comparación con el resto del país, ha dicho.

El comercio minorista es, además, otro de los sectores perjudicados por la crisis económica, que no acaba de repuntar en Aragón debido al descenso del consumo interno y a los cambios de hábitos de los compradores, ha indicado.

A partir de ahora, según Manuel Teruel, España necesita políticas activas, especialmente en el sector industrial, una vez que ya se han realizado los ajustes necesarios para "permanecer en el euro" en los últimos años.

Se ha llevado a cabo también un ajuste salarial que ha permitido "mantener" puestos de trabajo, pero a partir de ahora las empresas deben mejorar su competitividad a través de otras vías, no reduciendo los salarios, ha recalcado.

En concreto, ha planteado que las empresas inviertan en tecnología, aumenten su dimensión, es decir que la "pequeña pase a mediana y la mediana a grande" e incrementen las exportaciones no sólo de productos, sino también de servicios.

De hecho, ha añadido Marcos Sanso, la "apuesta ganadora" de las empresas pasa por vender en el exterior, porque genera "crecimiento" y, por ello, es necesario poner en marcha mecanismos para potenciar todavía más la exportación.

Por último, las perspectivas para el 2016 son todavía mejores, ya que el 87,1% de las empresas confían en obtener buenos resultados el próximo año, según el estudio de valoración anual del organismo.

Además, la inestabilidad económica y financiera internacional no amenaza las expectativas de crecimiento, porque las empresas que han sobrevivido a la crisis son "más sólidas" y han aprendido a "no depender tanto" de la financiación bancaria, sino de sus propios recursos, ha concluido Teruel.

Etiquetas