Despliega el menú
Economía
Suscríbete

La OPV de Aena avanza a ritmo "vertiginoso" ante la fuerte demanda, que cubre ya el tramo minorista

Vargas anticipa que la compañía se sentirá "cómoda" con un ratio de cinco o seis veces el Ebitda.

La fuerte demanda de solicitudes de acciones de Aena ha permitido cubrir ya en su totalidad el tramo minorista de la Oferta Pública de Venta Pública (OPV), al que se ha reservado el 9% del capital que se sacará a Bolsa, equivalente a 3,81 millones de títulos, mientras que el tramo institucional avanza "a un ritmo vertiginoso", según confirmaron a Europa Press en fuentes conocedoras del mercado.

Los minoristas podían solicitar desde este lunes, y hasta el próximo 3 de febrero, en las sucursales bancarias acreditadas acciones de Aena desde un precio mínimo de 1.500 euros y un máximo de 200.000 euros.

La OPV, diseñada en dos tramos --el 90% entre inversores cualificados y un 10% a particulares (tramo minorista y empleados)-- ha registrado una alta demanda entre los inversores en el día que arrancó el 'road show' en busca de inversores en la Bolsa de Madrid.

La salida al mercado del 28% de Aena, que debutará en el parqué el próximo 11 de febrero, ha reservado el 90% para inversores cualificados, el equivalente a 34,36 millones de títulos. Para los empleados, se ha reservado el 1%, 381.818 acciones a las que podrán optar personal de Aena, ENAIRE y Aena Internacional.

Conforme al calendario anunciado, la fijación del precio se conocerá el 9 de febrero y la admisión a negociación de las acciones de Aena tendrá lugar el 11 de febrero. Con su salida a Bolsa, se culminaría el proceso de privatización parcial de hasta el 49% de Aena, sociedad filial al 100% de ENAIRE.

Durante la presentación de la OPV en la Bolsa de Madrid, el presidente de Aena, José Manuel Vargas, defendió el potencial de una compañía "ya reestructurada", con posibilidades de desarrollar su expansión internacional, hacia Latinoamérica y Europa especialmente, y a la que se suman una "atractiva política de dividendos" y la progresiva reducción de su deuda.

Con este acto, que Vargas calificó de "histórico" para la compañía, arrancó el 'road show' en Madrid que llevará a los directivos de Aena a Londres, París y Frankfurt, para después iniciar una gira americana en Nueva York y Boston en busca de inversores, paso previo a su salto al parqué.

Durante su intervención, Vargas puso en valor la capacidad de la red de Aena, que gestiona 46 aeropuertos españoles y dos helipuertos, "sin necesidad de realizar grandes inversores" y tras invertir 15.000 millones de euros en una década.

Según dijo Vargas, Aena tiene capacidad para atender a más de 335 millones de pasajeros, por lo que cuenta con un margen amplio de crecimiento, después de registrar 195 millones de pasajeros durante 2014.

A esta ventaja, según Vargas, se añade su experiencia en la gestión de aeropuertos en México con su participación en el Grupo Aeroportuario del Pacífico (GAP), en Colombia con las participaciones en Cali y Cartagena de Indias y en Reino Unido, donde controla el aeropuerto de Luton, el cuarto por pasajeros en Londres.

Vargas explicó que la estrategia de crecimiento internacional la decidirán los accionistas pero defendió que Aena tiene capacidad y masa financiera para afrontar su expansión, ya que ofrece "una generación de caja muy atractiva y sostenible en el tiempo".

Al respecto, señaló que existe potencial para su desarrollo en Latinoamérica y en Europa, que habrá que analizar caso por caso y bajo criterios estrictamente financieros.

Por otro lado, Vargas defendió que la estructura de la deuda de Aena es "muy competitiva y de calidad", frente a los ratios de otros operadores comparables, tanto en términos de costes como por su amortización, y señaló como una ventaja el hecho de contar con una estructura tarifaria estable para la próxima década.

Actualmente, el nivel de endeudamiento de Aena es aproximadamente siete veces el resultado bruto de explotación (Ebitda). Vargas anticipó que la compañía se sentiría "cómoda" con un ratio de cinco o seis veces el Ebitda que le permita acceder al 'investment grade', según respondió a preguntas de un analista, tras señalar que a finales de diciembre se espera mejorar dicho ratio.

Cuestionado por la permanencia de los inversores de referencia, Vargas recordó que, tal y como recoge el folleto de la OPV, el acuerdo suscrito está sujeto a que la oferta no sobrepase determinados niveles de precio, por lo que consideró precipitado establecer una conclusión sobre la evolución del precio. "Es pronto para hablar de precios", afirmó.

Cabe recordar que los tres socios del 'núcleo duro' --Corporación Financiera Alba (8%), Ferrovial (6,5%) y The Cilindren's Investment Fund (6,5%), ofertaron entre 48,66 euros y 53,33 euros por título, frente al nuevo rango orientativo que sitúa entre 43 y 55 euros por título la operación.

Si el precio de la OPV fuera superior al máximo ofrecido por los accionistas de referencia, alguno de los accionistas del 'núcleo estable' podría quedarse fuera.

Para Vargas, la generación de caja --, la amplia capacidad de crecimiento sin necesidad de inversión adicional y la progresión del desapalancamiento de la deuda de Aena, unidas a una política de dividendos atractiva, del 50% del beneficio, son compatibles con su crecimiento internacional.

También enumeró entre sus ventajas para su crecimiento, la vinculación de su actividad al turismo, un sector que aporta el 11% al PIB y es uno de los motores de recuperación de la economía del país, las buenas perspectivas del tráfico aéreo, el potencial desarrollo de aerolíneas ante menores precios del crudo, y el hecho de que el 50% de los turistas que visitan España procedan de Reino Unido y Alemania.

Etiquetas