Despliega el menú
Economía
Suscríbete

Los economistas aragoneses mejoran su perspectiva sobre la salida de la crisis

Consideraciones que se recogen en la encuesta sobre la Coyuntura Económica de Aragón 2014.

Los economistas aragoneses mejoran su perspectiva sobre la situación de la Comunidad para 2015, creen que la reforma laboral es positiva pero insuficiente, que se debe reducir el gasto público y reformar la administración y rechazan subir el IVA por que afectaría a la recuperación.

Estas consideraciones se recogen en la encuesta sobre la Coyuntura Económica de Aragón 2014 realizada por el Colegio de Economistas entre sus casi 1.500 integrantes, que ha sido presentada en una rueda de prensa por el decano, Javier Nieto, y vicedecano de la institución, Francisco Gracia.

Ambos han destacado que de la encuesta, que tiene un margen de error del 4 por ciento, se desprende que "va cuajando" la consolidación de la recuperación económica en Aragón y en España, si bien más del 80 por ciento de los economistas contesta que aún la situación sigue siendo mala o muy mala.

Más del 72 por ciento sostiene que su situación personal es igual (53 %) o peor (19,5 %) que el año pasado y un 27 % mejor, según el sondeo, en el que se destaca que cerca del 50 por ciento de los encuestados, frente al 26 % de 2012, cree que el ajuste está razonablemente conseguido en España.

Los economistas aragoneses, que entienden que la situación será similar en Aragón, España y Europa en el próximo año, ven como puntos débiles los datos industriales en la zona euro, la amenaza de la deflación y la excesiva dependencia de las políticas públicas.

Sobre las medidas aplicadas por el Gobierno, han considerado como positiva la reforma laboral, pero tres cuartas partes señala que es insuficiente y que hay que profundizar en la libertad del sistema de negociación más que en la liberalización total de la contratación y el despido.

Un 69,3 por ciento se ha pronunciado a favor de reducir el gasto público y simplificar la estructura de las administraciones públicas y un 34,4 apuesta por reorganizar el Estado del Bienestar, mientras que una mayoría cree que el sector privado ya ha hecho sus ajustes.

Los economistas aragoneses, un 58,6 por ciento, ven negativa una subida del IVA, mientras que por el contrario apelan a una fuerte reducción del tipo medio del impuesto de sociedades y del IRPF y la supresión de la actual estructura de desgravaciones.

En este sentido, han recordado que dos tercios del Producto Interior Bruto de España es consecuencia del consumo interno y que una bajada de 9.000 millones de euros en la recaudación tendría un impacto positivo en la marcha de la economía.

En su opinión, las excesivas exigencias de los bancos, la falta de solvencia, el desconocimientos de los instrumentos alternativos y la escasa tradición y desarrollo de los mercados de valores son los principales problemas de financiación para las empresas.

Etiquetas