Despliega el menú
Economía

La deuda pública se situó en agosto en el 96,1%, 1,5 puntos por debajo del límite

El endeudamiento público se ha triplicado desde que comenzó la crisis económica.

La deuda del conjunto de las administraciones públicas hasta agosto ha sido de 1.010.028 millones de euros, un nuevo récord que equivale al 96,1 % del PIB, y queda a 1,5 puntos por debajo del límite para todo el ejercicio (97,6 %).

Según los datos actualizados por el Banco de España, la deuda pública creció en 3.685 millones en agosto respecto a julio, un mes en el que el endeudamiento se había reducido.

Del total de la deuda de las administraciones en los ocho primeros meses del año, 733.324 millones se correspondían a valores a medio y largo plazo, 72.271 millones a valores a corto plazo y 204.433 millones a créditos no comerciales, así como emisión de moneda y caja general de depósitos.

Los datos tienen en cuenta la nueva metodología del Instituto Nacional de Estadística (INE), que toma como base el año 2010, y que introduce elementos de cálculo como un nuevo cómputo de la I+D+i y actividades ilegales como drogas y prostitución, lo que ha elevado el PIB y ha hecho reducirse el porcentaje de deuda respecto al mismo.

Con dichos cambios, el PIB se ha elevado en 26.193 millones en el último ejercicio y suma ahora 1,049 billones.

Por tanto también ha bajado el porcentaje de deuda respecto a PIB que el Gobierno contempla para este año, y que ha pasado de 99,5 % a 97,6%.

En los últimos datos desagregados por administraciones, correspondientes al segundo trimestre de este año, la mayor parte de la deuda correspondía al Estado (un 86,4% del PIB), seguido por las comunidades autónomas (22,3% del PIB) y los ayuntamientos (4,1% del PIB).

El endeudamiento público se ha triplicado desde que comenzó la crisis económica, y ha pasado de suponer un 36,3 % del PIB en 2007 a acercarse al 100 % actualmente.

Esta deuda se elevó por primera vez por encima del billón de euros el pasado mayo (1.002.739 millones).

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha venido achacando la subida a los déficit públicos acumulados, las medidas específicas como el pago a proveedores o el Fondo de Liquidez Autonómico, que facilita fondos a las regiones pagar sus deudas, y cuestiones como el programa de asistencia financiera para los bancos españoles.

Según un estudio histórico del Fondo Monetario Internacional (FMI), la deuda pública española superó o rozó el 100% del PIB entre los años 1900 y 1909, tuvo su nivel máximo (149% del PIB) en 1881, año en que empezó a contabilizarse, y su mínimo en 1975 (7,3% del PIB).

Etiquetas