Despliega el menú
Economía

Las familias españolas pueden ahorrar casi 1.000 euros al año en la cesta de la compra

País Vasco, Cantabria y Navarra, las comunidades más caras frente a Murcia, Galicia y Andalucía.

Puesto de verduras.
Las familias españolas pueden ahorrar casi 1.000 euros al año en la cesta de la compra
ARANZAZU NAVARRO

Las familias españolas podrían ahorrar 929,54 euros de media al año en la cesta de la compra, según el Informe de Supermercados presentado este jueves por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU). 

En concreto, el ahorro máximo en la cesta tipo, aquella que incluye productos de marcas líderes en el mercado, puede alcanzar los 3.322,8 euros en Madrid y 1.647 euros en Vigo. Por el contrario, las ciudades donde menos se puede ahorrar son Ciudad Real (331,1 euros), Vitoria (382 euros) y Lugo (410 euros). 

El ahorro es todavía mayor en la cesta económica, compuesta por los productos más baratos de cada establecimiento (normalmente los incluidos en las 'marcas blancas'). En este caso el ahorro puede llegar a los 3.164,7 euros en Madrid y a los 2.326,6 en Barcelona. 

En cuanto a los precios en las distintas comunidades autónomas, las regiones más caras son País Vasco, Navarra y Cataluña, mientras que las más baratas son Murcia, Galicia y Andalucía. 

Por otro lado, las ciudades más caras son Bilbao, Getxo, Vitoria, Baracaldo y Pamplona, localidades en las que según ha explicado el técnico de la organización, Miguel Ángel Pascual, el mercado está concentrado en pocas marcas y existe "poca competencia". "Choca no ver a San Sebastián, única ciudad del País Vasco en la que hay un Alcampo", ha señalado.

La marca blanca sube, la del fabricante baja

Respecto a los precios de marca blanca y la de fabricante, la portavoz de OCU, Ileana Izverniceanu, ha subrayado que durante la crisis los fabricantes "se han dado cuenta de que tenían que bajar precios y han bajado un 2,1% de media, mientras que las marcas de distribuidor subieron un 2,2%, una tendencia que se ve en los últimos años". 

"En la OCU estamos preocupados porque las marcas blancas se están comiendo a las marcas intermedias, y esto está provocando que se pierda competencia, algo que notaremos los consumidores. Aconsejamos al comprador que mire mucho donde comprar y que no se fie, porque se puede llevar sorpresas", ha recalcado Izverniceanu. 

Por otro lado, Miguel Ángel Pascual ha señalado que la diferencia de precios entre marca de fabricante y la blanca se está "acortando" en estos años. "Al principio de la crisis, la marca blanca bajó precios, pero la tendencia de los últimos años ha sido de subida más que la del fabricante, ya que ha aumentado su cuota de mercado y fidelizado a los clientes", ha subrayado. 

El técnico de la organización también ha destacado que en estos años de crisis económica los presupuestos familiares se han recortado y un año más el gasto en alimentación de los hogares se ha reducido en un 0,7% respecto a 2013.

Etiquetas