Despliega el menú
Economía

Telefónica y Telecom Italia luchan por crecer en Brasil con la compra de GVT

La operadora española ha elevado su oferta a 7.450 millones, superando a la de Telecom Italia (7.000).

El presidente de Telefónica, en una junta de accionistas.
Telefónica y Telecom Italia luchan por crecer en Brasil con la compra de GVT
J. C. HIDALGO/EFE

Telefónica y su participada Telecom Italia luchan por hacerse con un lugar preferente en el prometedor mercado de las telecomunicaciones brasileño, un proceso que atraviesa un momento clave con la puja por la operadora de banda ancha GVT, controlada por Vivendi.

La potencial consolidación del mercado de las telecomunicaciones brasileño -el mayor de Latinoamérica y el de mayor proyección- es una oportunidad para las grandes operadoras, especialmente en un momento en que los países tradicionales están maduros, con guerras de precios a la baja, y el crecimiento tiene que venir necesariamente de los emergentes.

Actualmente hay cuatro operadores móviles principales en Brasil: Vivo (Telefónica), TIM (Telecom Italia), Oi (Portugal Telecom) y Claro (América Móvil), a los que se une la empresa de banda ancha y fijo GVT (Vivendi).

El proceso de venta de esta última es una gran oportunidad para los operadores móviles, que podrían ofrecer así paquetes convergentes, lo que ha desatado una pequeña batalla de pujas.

Hasta hoy, la única oferta que estaba encima de la mesa era la presentada por Telefónica a principios de agosto, valorada en 6.700 millones de euros, una cifra que la operadora española ha elevado esta mañana hasta 7.450 millones pocos minutos después de que Telecom Italia presentara una por 7.000 millones.

Además del valor de las ofertas -una combinación de efectivo y acciones en todos los casos- también cuentan los plazos, ya que Telefónica ha dado a su oferta una validez de un día, ampliable según ciertas condiciones, lo que prácticamente obliga a Vivendi a pronunciarse hoy, una jornada en la que la francesa presenta resultados.

Telecom Italia plantea una operación en tres fases: adquisición de una participación minoritaria en GVT, fusión de esta con su filial TIM y cesión a Vivendi del 20 % del capital de la matriz.

Tras el eventual cierre de esta operación -24 % en efectivo y 76 % en acciones-, Vivendi sería titular del 15 % de TIM Participações y el 20 % de Telecom Italia.

Por su parte, la oferta de Telefónica incluye el pago en efectivo de 4.663 millones de euros y un paquete accionarial por el 12 % de su filial brasileña una vez integrado en GVT, valorado en unos 2.700 millones.

Adicionalmente, Telefónica propone a Vivendi hacerse con un 8,3 % de Telecom Italia -la actual participación de la española- a cambio de sus acciones de Telefónica Brasil -todas las ordinarias y parte de las preferentes-.

Este anexo a la oferta permitiría a Telefónica salvar las condiciones impuestas por las autoridades de competencia brasileñas tras incrementar su participación en Telecom Italia, por participar en dos operadores brasileños (su filial Vivo y la filial de la operadora italiana, TIM).

De esta manera, la competición por las mejores posiciones en el mercado de las telecomunicaciones brasileño se mezcla con la salida de Telefónica del accionariado de Telecom Italia, iniciada en julio con el lanzamiento de una emisión de bonos convertibles en acciones de la italiana.

Además, a la batalla por GVT se ha se ha sumado Oi al anunciar que estudia hacerse con TIM Brasil, lo que reduciría de cuatro a tres el número de grandes operadores móviles.

Algunos analistas consideran que esta operación es excesivamente grande para Oi y que las verdaderas intenciones de la operadora pasarían por trocear la filial de la italiana para repartirla entre los tres agentes restantes, una opción que ya se había barajado en el pasado.

Etiquetas