Despliega el menú
Economía
Suscríbete

El Estado hace caja vendiendo un fuerte aragonés del siglo XVII

El fuerte de Santa Elena de Biescas, protegido por la DGA, ha sido vendido a un grupo inmobiliario.

El Fuerte de Santa Elena
El Fuerte de Santa Elena
L.ZAMBORAIN

Tras más de cinco años intentado desprenderse de él, el Ministerio de Defensa ha conseguido vender el fuerte de Santa Elena de Biescas, un complejo militar del siglo XVII, protegido como Bien de Interés Cultural, que finalmente pasará a manos de un grupo inmobiliario aragonés que lo ha adquirido por algo más de 200.000 euros.

El Grupo Octopus -que posee un hotel en Letux- ha sido el que finalmente se ha llevado el gato al agua en la subasta a sobre cerrado resuelta por el Ministerio este jueves, la cual partía con un precio de salida de 195.216 euros. La sociedad zaragozana -constituida hace poco más de un mes como SL- consiguió hacerse con este inmueble castrense con una oferta de 201.102 euros, superior a los 196.780 que puso sobre la mesa un grupo madrileño.

El complejo, ubicado entre Biescas y Panticosa en una zona muy transitada por excursionistas y vecinos del Valle de Tena, estaba expuesto desde finales del año pasado a través del portal 'Addmeet', web de venta de solares a la que el Ejecutivo ya recurrió para buscar compradores a los terrenos de las antiguas cárceles de Aragón y en la que se anunciaba Santa Elena como el entorno "ideal para crear un hotel rural en un edificio histórico", por lo que la opción más manejada entre las empresas interesadas en su compra era la de erigir un centro turístico.

El lote del que se ha desprendido el Ministerio incluye además de los 995 metros cuadrados del inmueble toda la finca que lo rodea. Un espacio de más de 36.000 metros cuadrados enmarcados en la cima de uno de los barrancos que dibuja el río Gállego y que incluye un puente y una pista de la que los vecinos y visitantes suelen hacer uso para llegar hasta otros atractivos de la zona, como la ermita o el dolmen prehistórico que reciben el mismo nombre.

El Ayuntamiento de Biescas lo quiso comprar en 2008

La intrahistoria de la venta del fuerte por parte del Estado colea desde hace más de cinco años. En 2008, el Ministerio de Defensa decidió sacar a la venta estas instalaciones y las ofreció por algo más de 230.000 euros a la DGA, pero Patrimonio rechazó la propuesta, que fue trasladada al Ayuntamiento de Biescas.

El pequeño consistorio oscense llegó a plantearse la compra del inmueble aquel verano por unos 130.000 euros para poder tomar control de la zona, ubicada dentro del su término municipal. Sin embargo, este fin nunca llegó a buen puerto.

Ahora el Ayuntamiento espera que los nuevos compradores tengan en cuenta la naturaleza del entorno y la importancia este fuerte que sufrió en 1808 la invasión napoleónica. "Hemos mantenidos conversaciones con tres o cuatro empresas que estaban interesadas, incluida la que ha perdido la subasta, pero no con la ganadora", señala Luis Sebastián Estaún, alcalde del municipio oscense, que advierte de que al no ser el suelo urbanizable el nuevo propietario deberá acordar con el Consistorio el proyecto, "respetando una zona" que es usada para actos litúrgicos y celebraciones por los vecinos, y que "cada verano recorren cientos de visitantes".

Etiquetas