Despliega el menú
Economía

La morosidad en las comunidades de vecinos crece otro 17% en Aragón

La cifra supera ya los 41 millones de euros de deuda, 7 de ellos por parte de entidades financieras.

Una comunidad de vecinos en Zaragoza
Una comunidad de vecinos en Zaragoza

El importe de los impagos en las comunidades de propietarios españolas ha superado los 1.900 millones de euros en 2013, lo que supone un incremento del 19% respecto al año anterior. Los administradores de fincas y la Asociación para el Fomento del Alquiler y Acceso a la Vivienda (Arrenta) ya avisaron que esta tendencia se agudizaría con la crisis económica.

Y así está ocurriendo. En Aragón, la cifra adeudada por los vecinos supera ya los 41 millones de euros -frente los 35 millones de 2012-, aunque se sitúa en la zona media-baja de la clasificación nacional. Andalucía tiene el dudoso honor de encabezarla (301 millones pendientes de pago), seguida de Cataluña (256) y Madrid (229).

"El sucesivo impago de las cuotas de la comunidad de propietarios por varios vecinos a la vez puede provocar un importante colapso en el correcto funcionamiento de un inmueble o un residencial. Algo cada vez más frecuente, dado que esta morosidad se ha duplicado en los últimos cuatro años", explican desde Arrenta.

Por ello no es de extrañar que comiencen a aparecer productos como seguros específicos ante impagos de comunidades de propietarios, que garantizan la cobertura de las cantidades adeudadas a cambio de una cuota mensual relativamente pequeña.

Más casos por la vía judicial

Hasta hace poco, a los vecinos afectados por un impago de estas características solo les quedaba acudir a los juzgados -una administración de fincas gestiona en Aragón entre 30 y 40 procesos al año-. Pero cada vez es más complicado.

Como explicaba David Revilla, vocal del Colegio Territorial de Administradores de Fincas de Aragón (CTAFA), "antes, a través del procedimiento monitorio -por el que tanto los gastos de abogados como de procuradores corren a cuenta del moroso-, se cobraba todo. Ahora, como los deudores son en su mayoría insolventes reales, las posibilidades de cobro de estas deudas son escasas".

Solo la ejecución hipotecaria de la entidad financiera puede resolver la situación de impago al adjudicarse la vivienda y hacer frente a las deudas comunitarias. Hasta la reforma de la Ley Propiedad Horizontal el pasado mes de junio, los adjudicatarios estaban obligados a hacer frente a los pagos del año de la adjudicación y del año anterior, ahora se ha ampliado al año de la adjudicación y a tres años anteriores, pero solo para las adjudicaciones posteriores a la reforma de la Ley.

Etiquetas