Despliega el menú
Economía

El Gobierno aprueba el Plan PIVE 5, que entrará en vigor de forma "inmediata"

Contará con un presupuesto de 175 millones de euros, gracias a un crédito extraordinario de Industria.

El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes la quinta edición del Plan de Incentivos al Vehículo Eficiente (PIVE), que contará con un presupuesto de 175 millones de euros y que entrará en vigor de forma "inmediata", ha anunciado en rueda de prensa la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría.

El Gobierno ha aprobado tanto el real decreto que recoge las características del Plan PIVE 5, cuyo presupuesto procede de un crédito extraordinario del Ministerio de Industria, como el reglamento para la articulación de las ayudas.

Sáenz de Santamaría ha señalado que el programa mantiene las características de planes anteriores y permitirá renovar el parque automovilístico en 175.000 vehículos, con un precio máximo de 25.000 euros antes de IVA (30.000 euros para personas con discapacidad).

El beneficiario de las ayudas deberá entregar para el achatarramiento un vehículo de más de diez años de antigüedad, en el caso de los turismos. En la adquisición de su coche nuevo recibirá un incentivo de 2.000 euros, mil aportados por la Administración y otros mil por el punto de venta.

Además, la subvención se eleva a 3.000 euros (1.500 aportados por la Administración y 1.500 por las marcas) para familias numerosas que compren un automóvil de más de cinco plazas y para vehículos adaptados para discapacitados. Los incentivos son compatibles con las ayudas a la compra de coches eléctricos.

La vicepresidenta del Gobierno ha destacado los efectos positivos de las anteriores convocatorias del PIVE y ha hecho hincapié en la pujanza del sector del automóvil. Así, ha recordado que el Índice de Producción Industrial (IPI) de la fabricación de vehículos subió un 30,6% en 2013, el mayor incremento en tres años.

Asimismo, ha puesto de manifiesto que la producción de vehículos en España creció cerca del 10% el pasado año y superó los dos millones de unidades. Según Sáenz de Santamaría, el 60% de los vehículos que se han acogido al PIVE son de fabricación nacional.

4.500 empleos y 1.500 millones de euros

Por lo que respecta al empleo inducido, los planes anteriores han permitido mantener o generar 10.000 empleos, a los que se sumarán otros 4.500 puestos de trabajo con esta quinta edición del PIVE, en los sectores de producción de automóviles, componentes y distribución.

También ha recalcado que el automóvil recibió 3.500 millones de euros en inversión extranjera el pasado año, y en 2014 se añadirán otros 1.500 millones. "Se trata del tercer sector exportador tras bienes de equipo y alimentación", ha añadido la vicepresidenta, quien ha agregado que el superávit comercial del automóvil aumentó un 13% en los diez primeros meses del pasado año.

Etiquetas