Despliega el menú
Economía

Cambio de hábitos domésticos para rebajar el recibo de la luz

La CECU recomienda cambiar a una tarifa con discriminación horaria para ahorrar hasta 180 euros al año.

Instalación de telecontadores
Instalación de telecontadores
ENDESA

La tarifa de la luz es una preocupación constante para los consumidores y en los últimos meses también para el Gobierno.

Aunque el Ministerio de Industria aseguraba que en 2013 la factura eléctrica más generalizada, la Tarifa de Último Recurso (TUR), a la que están acogidos unos 16 millones de hogares, había bajado en el conjunto del año. Lo cierto es que España es el segundo país de la UE donde más ha subido el precio de la electricidad para los hogares, un 46% entre 2008-2012, según un estudio publicado este miércoles por la Comisión Europea. Además este 2014 ha empezado con un aumento de un 2,3% en la factura eléctrica.

Desde la Confederación española de Consumidores y Usuarios (CECU) recomiendan el cambio a la tarifa de discriminación horaria para ahorrar hasta 180 euros al año. Aunque existen otras medidas como bajar la potencia contratada, cambiar de la tarifa TUR al libre mercado, etc., desde esta asociación aseguran que esta medida es la "más ventajosa".

Según un estudio de CECU con datos de la Comisión Nacional de Energía, con un consumo medio de 3.487 kilovatios/hora al año y potencias contratadas de 3,3 o 4,4 kilovatios el ahorro con discriminación horaria respecto a otro contrato TUR sin esta división ronda al año los 180 euros. Respecto a los contratos de libre mercado el ahorro se sitúa en torno a los 160 euros anuales.

14 horas para tareas domésticas

Este programa implica que según el momento del día la luz es más cara o más barata, y se basa en aprovechar el horario menos costoso para realizar el mayor consumo de energía (lavadora, lavavajillas, plancha, vitrocerámica, calefacción, etc.) cambiando algunos hábitos de consumo.

Ese horario más ventajoso se conoce como "periodo valle" y va desde las 22.00 hasta las 12.00 en invierno y desde las 23.00 hasta las 13.00 en verano. Y el resto del día, el periodo más habitual de consumo en los hogares, es el tramo punta, mucho más caro. Con esta tarifa los kilovatios de día tienen un sobrecoste de un 20%pero los del periodo valle cuestan casi un 50% menos.

Como explica Pomares con la antigua tarifa nocturna "los horarios no nos convenían", pero desde el cambio a tarifa de discriminación horaria "hay 14 horas de tarifa valle por lo que el ahorro puede ser bastante grande".

Desde CECU confirman que se necesita un cambio de hábitos para aprovechar esta tarifa pero que realmente no supone un gran esfuerzo. "Solo mirando el frigorífico con la discriminación horaria se puede conseguir un ahorro de 20 a 40 euros al año y no hay que cambiar nada", añade Pomares. "Si nos preocupa que la lavadora haga ruido de noche pues se pone por la mañana antes de ir a trabajar, le das al botón y la dejas para cuando vuelvas", insiste.

Desde HolaLuz.com, comercializadora eléctrica online, aconsejan esta tarifa solo para aquellos hogares que realicen como mínimo un 30% de consumo eléctrico en el período valle y recuerdan que para aprovechar este plan son necesarias algunas medidas como: poner siempre los principales electrodomésticos en el horario marcado, cocinar al máximo por la mañana especialmente los fines de semana, evitar el 'stand by' de los aparatos eléctricos, aprovechar la luz natural y utilizar bombillas eficientes. Esta tarifa es un ventaja, sobre todo, para los hogares con acumuladores de energía.

La única forma de ahorrar

Respecto a otra medidas como la de bajar la potencia, Pomares asegura que "puede llegar a ser un engorro si saltan los plomos pero lo ideal sería juntar las dos cosas, bajar un poco la potencia y cambiar la tarifa". Además, informan desde la CECU, "a mayor consumo, mayor ahorro" porque con el sistema actual "desechan lo de ahorro igual a eficiencia energética subiendo cada vez más el término fijo".

Por el momento, reconoce Pomares, "hay poca gente con esta tarifa" y, sin embargo, "es la única forma de conseguir un verdadero ahorro", concluye.

El cambio, informan las asociaciones de consumidores, puede realizarse a través del comercializador de energía contratado por un precio que ronda los 9 euros. Aún así recomiendan consultar primero los comparadores de tarifas eléctricas para buscar la opción más adecuada al consumo del hogar.

Etiquetas