Despliega el menú
Economía

Los trabajadores de Cardinter protestan por el impago de la nómina de siete meses

Los empleados de Cardenal Internacional, una empresa dedicada al sector textil y ubicada en Zaragoza, se han concentrado ante el edificio Pignatelli para pedir el pago de sus nóminas.

Los trabajadores de la empresa Cardenal Internacional (Cardinter), ubicada en Zaragoza y dedicada al sector textil, se han concentrado de nuevo este viernes ante el Edificio Pignatelli, sede de la Diputación General de Aragón para protestar por el impago, por parte de la dirección de la empresa, de las nóminas de siete meses.

Comisiones Obreras ha afirmado que esta es "una situación insostenible" para la plantilla de esta empresa del sector de la confección, formada mayoritariamente por mujeres.

El pasado 16 de diciembre, tras el incumplimiento por parte de la empresa del acuerdo alcanzado el 27 de noviembre en el Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje (SAMA), en el cual se comprometía a cumplir un calendario de pagos de las nóminas que venía adeudando, los trabajadores de la empresa Cardenal Internacional tomaron la determinación de iniciar una huelga indefinida que hoy cumple un mes de duración.

"La plantilla ya sufrió el año pasado un ERE de extinción que afectó, prácticamente, a la mitad de la plantilla, han seguido atravesando situaciones complicadas y esto ha sido la gota que colma el vaso", ha asegurado la secretaria general de la Federación Textil de CC.OO.-Aragón (FITEQA), Carmen Martínez.

El sindicato reclama "una mayor responsabilidad" a la empresa, ya que "su actitud solo genera desconfianza" a la hora de llegar a alcanzar soluciones al conflicto. "La desconfianza es total. La falta de información a fecha de hoy por parte de la empresa nos hace temer lo peor", ha indicado Martínez.

Etiquetas