Despliega el menú
Economía
Suscríbete
última HORA horaAragón confirma 51 contagios, veinte más que hace siete días antesAragón confirma 41 contagios, 11 menos, sin fallecidos

JPMorgan podría pagar hasta 2.000 millones de dólares por la estafa de Madoff

Madoff cumple una condena de 150 años de cárcel por la mayor estafa piramidal descubierta en Estados Unidos.

JPMorgan Chase, el mayor banco de Estados Unidos, podría pagar hasta 2.000 millones de dólares a las autoridades para cerrar una investigación sobre si ignoró el fraude masivo de Bernard Madoff, el más importante de la historia del país, según se informó este lunes.

El banco y las autoridades federales estadounidenses ultiman un acuerdo, que podría anunciarse esta misma semana, por el que la entidad pagaría aproximadamente esa cantidad y otras concesiones a cambio de que no se presenten cargos criminales en su contra, indicaron fuentes conocedoras de las negociaciones al diario 'The New York Times' y al canal financiero CNBC.

El pacto entre JPMorgan Chase y la fiscalía federal de Manhattan y los órganos reguladores de Washington incluiría el uso del llamado "acuerdo de acusación diferida", un procedimiento utilizado muy raramente en el sector financiero de Estados Unidos.

Este tipo de acuerdo supone la suspensión de la inculpación siempre que la parte implicada reconozca los hechos y modifique su conducta.

Parte de la sanción económica que pague el banco se destinará a las víctimas de Madoff, de acuerdo con las informaciones, que no han sido confirmadas por ninguna de las partes.

La investigación, divulgada por el 'Times' a finales de octubre, se centra en si algunos empleados del banco incumplieron una ley federal que requiere que las entidades financieras comuniquen al Gobierno estadounidenses actividades sospechosas, ya que JPMorgan Chase era uno de los bancos preferidos por Madoff en sus operaciones.

Madoff, de 75 años, cumple una condena de 150 años de cárcel por la mayor estafa piramidal descubierta en Estados Unidos, con la que atraía a inversores con la promesa de elevados beneficios y por la que, conforme a sus propios cálculos, llegó a defraudar unos 50.000 millones de dólares.

Detenido en 2008, el financiero se declaró culpable en 2009 de once cargos.

Actualmente un tribunal federal de Manhattan juzga a varios de sus antiguos colaboradores por cargos relacionados con su presunto papel en la trama. 

Etiquetas