Despliega el menú
Economía

Salud laboral

Un tercio de los accidentes laborales con fallecidos en Aragón son de tráfico

Este año se han producido 21 muertes en el ámbito laboral en la Comunidad, siete de ellas por accidentes de tráfico durante la jornada o 'in itinere'. Hasta octubre se han contabilizado 1.354 bajas por accidentes en los trayectos de ida y vuelta al trabajo.

Buena parte de los accidentes laborales ocurren en la carretera
Un tercio de los accidentes laborales con fallecidos en Aragón son de tráfico

Un tercio de las personas que han fallecido este año en Aragón en al ámbito laboral murieron como consecuencia de accidentes de tráfico, ya sea durante su jornada o en el trayecto de ida o vuelta al trabajo. Siete de los 21 accidentes mortales que se han producido desde enero hasta octubre de 2013 han sido por este motivo, tres de ellos 'en misión' -cuando tiene lugar durante las horas de trabajo- y cuatro 'in itinere', durante el desplazamiento para acudir o salir del centro de trabajo. Durante la última década se han producido más de 18.000 bajas laborales y 137 muertes en Aragón en esta situación.

Este tipo de accidentes, que aunque tienen lugar antes del comienzo de la jornada laboral o una vez finalizada la misma se consideran laborales, ya han causado 1.354 bajas en Aragón en los primeros 10 meses del año, casi tantos como durante todo el año pasado, que finalizó con 1.370, según datos del Instituto Aragonés de Seguridad y Salud Laboral (ISSLA) recogidos por CC.OO. Aragón. Además, mientras en 2012 no se registró ninguna defunción en accidentes 'in itinere', a lo largo de este año ya se han producido cuatro mortales y 12 graves, aunque la práctica totalidad -un 99.8%- son de carácter leve.

Aún así, la magnitud del problema sigue siendo importante y si se ha reducido ha sido debido a la caída de afiliados a la Seguridad Social como consecuencia de la crisis económica y el desempleo. Así lo aseguran desde el área de Salud Laboral de este sindicato, desde la que reclaman un cambio de modelo en al ámbito de la movilidad, apostando por soluciones más sostenibles tanto en el casco urbano de las ciudades aragonesas como para los desplazamientos hacia polígonos, plataformas logísticas o interurbanas.

"Antes, las zonas residenciales crecían alrededor de los grandes centros de trabajo, pero ahora, en lugar de generar proximidad y accesibilidad se ha ido en el camino contrario. Ahora los lugares de trabajo cada vez están más lejos de los de residencia, lo que aumenta la movilidad motorizada", explican desde CC.OO. Según esta organización, la mayoría de los accidentes 'in itinere' los sufren trabajadores del sector servicios, ya que son el grupo más numeroso y en muchas ocasiones tienen que realizar desplazamientos hacia las afueras de las ciudades, como ocurre en los casos de las plataformas logísticas o de centros comerciales como Plaza o Puerto Venecia, a los que los empleados suelen acudir con sus propios vehículos.

Seguridad vial y movilidad sostenible

Por ello, desde el sindicato no solo apuestan por la seguridad vial como arma para combatir los accidentes de tráfico en el trabajo, sino que también reclaman la elaboración de planes de movilidad y la colaboración tanto de la Administración Pública como de las empresas y los propios empleados en la reducción de este problema. Entre las propuestas de CC.OO, que el mes pasado organizó una jornada sobre los 'Planes de movilidad de seguridad vial en las empresas', destacan el aumento de la oferta de transporte público y la mejora de la existente, potenciar los desplazamientos a pie y en bicicleta por la ciudad, fomentar el uso eficiente del transporte privado -coches compartidos- o introducir incentivos económicos en favor del transporte colectivo.

Desde las empresas de formación en seguridad vial también reclaman una mayor concienciación como método para reducir la cifra de accidentes de tráfico en el trabajo. "Las empresas deben cuidar todo lo referente a los traslados de sus trabajadores y hacer campañas y cursos para bajar la siniestralidad en estos trayectos", asegura Anselmo Murado, presidente la asociación profesional que agrupa a todas estas empresas a nivel nacional, Formaster.

"En la actualidad, solo una de cada diez empresas ejecutan planes de movilidad para prevenir los accidentes de tráfico entre sus empleados", añaden desde esta entidad. También desde el sindicato destacan la importancia de la elaboración de planes de movilidad dentro de las propias empresas: "La mayor parte no contemplan la evaluación del riesgo de los accidentes 'in itinere' ni toman medidas para evitarlos".

Un coste económico importante

Además de las consecuencias personales y medioambientales, estos accidentes de tráfico durante la jornada de trabajo también tienen un importante coste laboral. Según un informe realizado por Formaster, las más de mil bajas que se registraron el año pasado en Aragón debido a este motivo supondrían alrededor de 2,7 millones de euros, a los que habría que sumar las cuantías de seguro e indemnizaciones, los costes médicos y recursos sanitarios -ambulancias, costes de hospitalización, rehabilitación, farmacéuticos y de tratamiento-, defensas jurídicas, peritajes...

"Ni las empresas ni los trabajadores están concienciados del peligro que conllevan los desplazamientos en coche y lo que supone una baja laboral debido a un accidente de tráfico", aseguran desde Formaster, asociación que también hace hincapié en el problema de los sucesos 'in itinere': "Más del 70% de las incapacidades temporales por accidente de tráfico en Aragón suceden en estos desplazamientos entre las 8.00 y 10.00 y entre las 18.00 y 20.00", advierten.

Según las empresas de formación en seguridad vial, la baja laboral por accidente de tráfico más común ?es el golpe con alcance trasero, que produce esguince cervical o pequeños traumatismos debido a colisiones en ciudad o en atasco producidos por despistes al volante?.

Etiquetas