Despliega el menú
Economía

Ayudas de estímulo a la compra de vehículos

El consejo de ministros aprueba hoy la extensión del Plan PIVE

Según datos del sector, la ampliación de la iniciativa supondrá una demanda adicional de 26.000 vehículos.

Las ventas de coches usados en Aragón suben un 6,3%
La venta de coches usados aumenta un 8,9% en Aragón
ARCHIVO

El Consejo de Ministros aprobará el viernes la extensión del Plan PIVE 3 con el fin de mantener las ayudas de estímulo a la compra de vehículos, confirmaron fuentes del ministerio de Industria.

Esta extensión que fue anunciada por el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, tendrá las mismas condiciones que han regido en el plan PIVE 3 aprobado en el mes de julio.

Esta extensión se concreta en las mismas condiciones que han regido el Plan PIVE 3, aprobado a finales de julio, con unas dotaciones con cargo a los Presupuestos del Estado de 70 millones de euros, dirigidos a facilitar a los usuarios la compra de 70.000 coches bajo determinadas condiciones de emisiones de dióxido de carbono (CO2).

La introducción de unas mínimas modificaciones de contenido social en esta iniciativa podría llevar a un cambio de denominación, que sería Plan PIVE 4, subrayaron las fuentes del sector.

Según los fabricantes de automóviles, englobados en la asociación Anfac, esta nueva iniciativa del Gobierno generará una demanda adicional de 26.000 vehículos, de los 70.000 que se acogerán a sus beneficios.

Otros rendimientos expuestos por Anfac se refieren a una recaudación fiscal para la arcas del Estado de 200 millones de euros, de los cuales 74 millones (4 millones más que las dotaciones) corresponden a la demanda adicional.

En cuanto al impacto medioambiental se asegura un ahorro de 38 millones de litros de carburante al año, un 45 % menos de lo que gastarían los coches viejos que serán retirados, y está previsto un descenso del 70 % en partículas, 1.000 toneladas menos de óxido de nitrógeno (NOX) y 106.000 toneladas de CO2, también en comparación con lo que emitirían los coches viejos a sustituir.

La cuantía de la ayuda pública aportada por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo es de 1.000 euros por vehículo, a los que se sumará el descuento que ha de aplicar el fabricante o punto de venta del nuevo vehículo en la factura de compraventa y que será, como mínimo, de otros 1.000 euros.

Junto a esta medida de ayuda, las fuentes del sector consultadas por EFE, han informado de que entraría también el Plan PIMA-Aire 2, con modificaciones que apuntan a un acceso al mismo de los particulares, aparte de los pymes y autónomos que ya son beneficiarios desde el principio.

En este caso, los usuarios particulares podrán elegir entre los beneficios de la extensión del Plan PIVE 3 y el PIMA Aire 2.

En las conversaciones previas de Anfac con el Gobierno, la asociación ha hecho llegar peticiones, como que se establezca su extensión a los coches seminuevos de un año de antigüedad y fijar el límite de precios en 30.000 euros.

Las fuentes sectoriales consultadas por EFE puntualizaron que las dos iniciativas han sido analizadas en la reunión de la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos, preparatoria del Consejo de Ministros.

Las reticencias del sector apuntan al Plan PIMA Aire 2, en el sentido de que se puede demorar unas semanas, ya que existen controversias acerca de la inclusión en el mismo de las motocicletas, y al hecho de que se trata de un Real Decreto que requiere modificación y, por tanto, el informe preceptivo del abogado del Estado.

Etiquetas