Despliega el menú
Economía

Día de la pobreza

En Aragón existen 9.300 hogares sin ningún ingreso

La Red Aragonesa de Entidades Sociales para Inclusión pide el desarrollo de una renta básica para personas sin ingresos.

Más del 20% de la población aragonesa vive bajo el umbral de la pobreza, la distancia entre ricos y pobres se ha incrementado hasta el 37% y los hogares aragoneses sin ingresos han aumentado de los 7.675 registrados en 2010 hasta los 9.316 contabilizados en la actualidad.

Éstos son algunos de los datos destacados este jueves, Día Internacional para la erradicación de la pobreza, por la Red Aragonesa de Entidades Sociales para Inclusiónque integra a más de 50 organizaciones que trabajan a diario para dar respuesta con programas de atención directa a situaciones y necesidades de personas en riesgos de exclusión social.

El 21,2% de la población aragonesa se encuentra en situación de pobreza relativa, es decir, más de 275.000 personas, y, de ellos, el 8,2 se encuentra en situación de pobreza severa, más de 106.000 aragoneses.

Presentación de datos y conclusiones

La Red ha presentado las conclusiones de los talleres desarrollados en los últimos días bajo el título "El Aragón que queremos" con el fin de consensuar las propuestas que se elevarán a Bruselas desde Aragón, y que previamente se presentarán a los grupos políticos y administraciones regionales, en el marco europeo de la estrategia de los fondos estructurales que se destinarán del 2014 al 2020 para la inclusión social.

Estas conclusiones se presentan en un foro abierto al que han sido invitados agentes sociales y representantes institucionales y en el que se entregará a la eurodiputada Verónica Lope el documento de propuestas conjuntas elaboradas por la Red para incluir en la citada estrategia en materia de educación, formación y empleo, garantía de rentas, vivienda social y acompañamiento social activo.

Renta básica para personas sin ingresos

El objetivo que persigue la Red es que estos fondos estructurales respondan "a las necesidades de los aragoneses", según ha explicado en rueda de prensa el presidente de la Red, Daniel Gimeno.

Entre las propuestas que realiza el colectivo en materia de garantía de rentas destaca el desarrollo de una renta básica para personas sin ingresos o con ingresos insuficientes, así como la implantación de una renta básica como complemento del Ingreso Aragonés de Inserción (IAI) para aquellas personas que no consigan unos objetivos de inclusión óptimos y que, por tanto, reiteren en la necesidad sucesivamente.

Además, mientras se implantan estas medidas plantea la garantía de un acceso ágil y adecuado del Ingreso Aragonés de Inserción.

A este respecto, el vicepresidente de la Red, Francisco Yagüe, ha apuntado que esta renta básica debería ser el salario mínimo interprofesional, toda vez que ha estimado en 32 millones de euros la cantidad necesaria para hacer frente a las necesidades del IAI.

La Red Aragonesa de entidades sociales para la inclusión plantea también para la elaboración de esta estrategia europea que se incluya la educación y el aprendizaje en todas las iniciativas y programas sociales, que se reconozca la inversión continua en educación y que se establezcan estrategias adecuadas para el acceso a los recursos necesarios en el mundo de la educación.

Vivienda, innovación y acompañamiento social

Marisa Esteve, vocal de la Red, ha destacado que, en materia de vivienda social, este colectivo propone que se considere este elemento como "cimiento clave" para todas las políticas sociales, que se diversifiquen las respuestas de alojamiento para personas en situación de exclusión residencial y que exista una oferta pública de vivienda accesible a todos los niveles de renta, incluidos los más bajos.

En cuanto a formación y empleo, el colectivo plantea el fomento de la investigación y el desarrollo para la innovación social, la promoción de la formación orientada al empleo en los nuevos ámbitos de inversión social o el apoyo a programas de aprendizaje colectivo.

Finalmente, la Red considera necesario que el proceso de inclusión se lleve a cabo en un concepto de "acompañamiento social" dado que es imprescindible el papel de la comunidad, el voluntariado y su influencia en este proceso, ha explicado Yagüe.

El presidente de la Red Aragonesa de las entidades sociales para la inclusión social ha insistido en la necesidad de transmitir a los poderes públicos que las propuestas elaboradas se centran "en las personas" y en que sus necesidades básicas "tienen que estar cubiertas".

Etiquetas