Despliega el menú
Economía

Pensiones

El 25% de los jubilados aragoneses están cobrando la pensión mínima

Casi 44.000 de las 180.000 personas jubiladas de la Comunidad cuentan con un complemento porque su paga estaría por debajo del límite establecido. La previsión de subida de las pensiones contributivas del 0,25% para el año que viene ha generado malestar entre los afectados.

Protesta por la no revalorización de las pensiones
El 25% de los jubilados de Aragón reciben la pensión mínima
G. M.

Uno de cada cuatro jubilados aragoneses recibe la pensión mínima establecida por la Seguridad Social. Casi 44.000 de las 180.000 personas retiradas que estaban cobrando esta paga en la Comunidad el mes pasado recibían un complemento para alcanzar la cuantía mínima mensual, ya que la cantidad que les corresponde estaría por debajo de este límite por haber tenido sueldos bajos o haber cotizado poco a lo largo de su vida laboral. Eso sí, siempre que “no perciban rendimientos del trabajo, del capital o de actividades económicas y ganancias patrimoniales o que, percibiéndolos, no excedan de la cuantía de 7.063,07 euros”, según explica el propio Ministerio.

Estas personas reciben una pensión de entre 558 y 778 euros mensuales, dependiendo de su edad o de si tienen o no familiares a su cargo, aunque en el caso de que la jubilación sea procedente de una gran invalidez puede oscilar entre 898 y 1.168. A partir del año que viene se van a encontrar con el obstáculo añadido de que, según lo previsto en el proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2014 las pensiones contributivas tan solo subirán un 0,25%, el mínimo establecido, aunque este porcentaje es general y todavía no se conocen las circunstancias particulares de cada tipo de paga.

Sin embargo, la subida sí se prevé mucho menor que la de los años anteriores, que tradicionalmente se calculaba a partir del incremento del IPC -Índice de Precios de Consumo-, con el que se estima el aumento del 'coste de vida', que en 2011 fue del 2,4%. El año pasado, sin embargo, a pesar de que el IPC aumentó un 2,9%, la subida de las pensiones fue del 1% para las de más de 1.000 euros y del 2% para las inferiores a esta cantidad. Desde varios sindicatos ya han mostrado su disconformidad con esta decisión y han estimado que los pensionistas sufrirán el año que viene una pérdida de poder adquisitivo de casi 200 euros anuales de media con la subida del 0,25% que prevé el Gobierno.

“El problema es que el coste de la vida está subiendo mucho más que las pensiones, por lo que los jubilados cada vez tienen más problemas para subsistir. Si a esto le sumamos otras medidas, como el copago o la desfinanciación de algunos fármacos, las cuentas no acaban saliendo para muchas personas”, denuncia Jesús Puértolas, secretario general de la Federación de Pensionistas de CC.OO. Aragón, quien calcula que a este ritmo los pensionistas perderían el 20% de su poder adquisitivo en una década.

Dependencia de los pensionistas

“La gente que recibe las pensiones mínimas está llegando al umbral de la pobreza”, advierte Puértolas: “Con 600 euros o incluso menos es difícil vivir, y mucho más si ese pensionista tiene a alguien a su cargo”. Una situación muy habitual en la actualidad, ya que cada vez son más los jubilados que, gracias a su paga, mantienen a una familia entera. De hecho, solo en Aragón ya hay alrededor de 35.000 hogares en los que todos sus miembros en edad de trabajar están en el paro y más de 10.000 en los que ya no entra ningún ingreso, por lo que tienen que recurrir a la ayuda de familiares o entidades sociales.

Según el informe 'Crisis y fractura social en Europa. Causas y efectos en España' de La Caixa, los jubilados españoles mantienen económicamente a más de 300.000 familias, ya que uno de cada cinco hogares en desempleo total convive con alguna persona mayor de 65 años. “Desde que comenzó la crisis se están dando casos incluso de hijos que sacan a sus padres de las residencias para cuidarlos en casa y poder mantener al resto de la familia con el dinero de la pensión”, asegura el secretario general de la Federación de Pensionistas de CC.OO.

Incapacidad, viudedad y orfandad

Pero los complementos a mínimos no solo redondean las pensiones por jubilación, sino también otras, como las de incapacidad permanente, viudedad, orfandad o favor familiar. Teniendo en cuenta todos estos tipos de pensiones, el porcentaje de los aragoneses que cobran el complemento para llegar a la paga mínima asciende al 26,8%, una cifra que se sitúa por debajo de la media nacional. Sin embargo, las pensiones con complementos a mínimos se distribuyen de forma desigual por las diferentes regiones, siendo las de mayor proporción Extremadura (52%) y Castilla-La Mancha (44%), mientras que el porcentaje más bajo se encuentra en el País Vasco, donde solo un 13% de los pensionistas deben recibir el complemento por no llegar al mínimo.

Pero la proporción también varía según los regímenes en los que hayan cotizado los pensionistas, y el especial agrario y el de empleados del hogar son los que han presentado la mayor proporción de pensiones con garantía de mínimo en la serie histórica, con tasas por encima del 55% durante los últimos años. En el régimen especial de trabajadores autónomos, la proporción de pensiones mínimas también es elevada, superando el 41%.

Etiquetas