Despliega el menú
Economía

Europa

El Eurogrupo no presionará a España para una prórroga del rescate a la banca

El Eurogrupo analizará en su próxima reunión del día 14 en Luxemburgo la cuarta y penúltima revisión del programa de asistencia financiera a la banca española.

El Eurogrupo tiene un "acuerdo tácito" de que nadie presionará a España para que solicite algún programa de acompañamiento cuando expire en diciembre el rescate a la banca, pero el país deberá seguir corrigiendo sus desequilibrios y cumplir con el déficit, dijo un alto funcionario de la UE.

Hasta ahora en torno al programa español ha habido "completa claridad por parte de las autoridades españolas de que cualquier tipo de programa de seguimiento es considerado innecesario y por ende no lo habrá", agregó el diplomático europeo.

"Se toma amigablemente nota de ello", indicó la fuente, al tiempo que aclaró que no es que haya acuerdo en el Eurogrupo sobre que España no necesita una prórroga del programa ni tampoco desacuerdo sobre esta cuestión, sino un "acuerdo tácito" de que no se pedirá si el Gobierno del presidente Mariano Rajoy no lo solicita.

"Si España simplemente no lo pide hay un acuerdo tácito (de que) nadie le va a presionar", señaló la fuente.

El Eurogrupo analizará en su próxima reunión del día 14 en Luxemburgo la cuarta y penúltima revisión del programa de asistencia financiera a la banca española, sobre la que la troika (Comisión Europea, Banco Central Europeo y Fondo Monetario Internacional) presentó a finales de septiembre sus conclusiones preliminares.

La eurozona considera además que el caso español no es comparable al luso, griego o irlandés, donde sí se tendrá que abordar la cuestión de la estrategia de salida y de posibles programas de acompañamiento, afirmó el alto funcionario de la Unión Europea (UE).

En el caso de España "no hay un programa macroeconómico. No hubo un problema de que España se quedara realmente fuera de los mercados", precisó la misma fuente.

"Hubo durante algún tiempo unas primas de riesgo elevadas que se han reducido de manera importante durante la vida del programa de asistencia financiera al sector bancario", recalcó.

Además, éste solo ha supuesto el 4 % del Producto Interior Bruto (PIB) y por tanto "no es algo de lo que realmente sales, pero sirvió su propósito", añadió.

"España está en el camino" correcto, insistió la fuente, aunque recalcó que todavía debe perseguir "con vigor" los objetivos fiscales y continuar con las reformas que ha acometido.

"Ha habido importantes reformas con respecto a la supervisión del sector financiero y también de ciertos aspectos de la regulación; ha habido importantes reformas en el mercado laboral y hemos visto una corrección significativa del déficit por cuenta corriente, así como mejoras en los costes laborales unitarios relativos", indicó el alto funcionario de la UE.

Además, agregó, todos los análisis apuntan a que la mejora de la posición competitiva externa de España no es cíclica sino estructural y eso es "exactamente lo que hace falta".

"El problema de la banca no cayó del cielo, sino que estuvo estrechamente asociado a la pérdida de la competitividad externa, un déficit por cuenta corriente del 10 % del PIB hacia el final de la acumulación de los desequilibrios y el apalancamiento excesivo en el sistema bancario que se canalizó en un nivel excesivo en el sector de la construcción e inmobiliario, con todos los créditos morosos o dudosos", explicó la fuente.

"Pienso que ésta es la salida" para España del programa de asistencia financiera a la banca y una exitosa", sostuvo.

La eurozona considera que la situación en el sector bancario español ha "mejorado cada vez más", algo que se ve también reflejado en el "importante interés" de inversores extranjeros en parte de la banca, entre otra las que han estado bajo el control del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), señaló la fuente.

También consideró esto como una señal de que la economía española "ha tocado fondo", al tiempo que calificó de "alentadora" la evolución de los precios de los activos.

"Creo que uno puede ser bastante optimista sobre la economía española y también sobre el sistema bancario español (lo que) está incluso más justificado que al principio del verano", indicaron las fuentes diplomáticas de la UE.

Etiquetas