Despliega el menú
Economía

En Aragón

Zaragoza, sin abrir los domingos

El centro de Zaragoza es área de afluencia turística, lo que permite a sus establecimientos abrir con libertad domingos y festivos. Pero no lo hacen. Mientras, algunos centros comerciales desearían tener esa oportunidad.

Imagen Plaza Imperial
Imagen Plaza Imperial

El número de horas que un negocio está abierto no es proporcional a la cantidad de dinero en caja. Al menos, para los comercios tradicionales que hay en en el Casco Histórico de Zaragoza, que aunque pueden abrir sus puertas los domingos y los festivos no lo hacen porque no les salen los números.

“No abrimos porque no es rentable”, explican desde la Asociación de Comerciantes del Casco Antiguo y la del entorno Don Jaime. Ambas añaden que no hay suficientes turistas en la ciudad y que, aunque lo han intentado muchas veces, realmente no les beneficia. “Sobre el papel queda muy bien pero la gente va al centro a beberse una caña, no a comprarse un pantalón”, asevera Óscar Sanz, presidente de la Asociación de Comerciantes del entorno Don Jaime.

En toda la zona solo están abiertas durante los festivos las tiendas de souvenirs y el supermercado Eroski. También las grandes empresa como FNAC o Desigual abren algunos domingos, pero solo los estipulados por el calendario comercial de Aragón. Esta posibilidad de abrir los festivos se debe a un Decreto Ley, por el que Zaragoza tuvo que determinar una o varias zonas denominadas “de afluencia turística”, y la elegida fue el Casco Histórico.

Sin embargo, esta nueva denominación no afectaba al comercio tradicional porque ha podido hacerlo desde siempre. “Hasta la llegada de esta nueva ley, las tiendas con menos de 300 metros cuadrados ya teníamos esa posibilidad”, añade Sanz.

En la misma línea se manifiestan desde la Federación de Empresarios de Comercio y Servicios de Zaragoza y Provincia (ECOS). “Abrir más días y más horas supone más costes que o los asume el consumidor o la empresa se ve obligada a cerrar por generar pérdidas”, explican. Además, señalan que lo único que puede provocar es que se produzca una concentración de ventas en unos pocos comercios, mientras que otros cierren. “Pero no me refiero solo a las tiendas más tradicionales, sino también a las grandes superficies ya que algunas se encuentran en una mala situación económica”, puntualiza.

Por el contrario, los que en su día pidieron ser considerados como zona de afluencia turística, continúan queriendo tener la oportunidad de abrir sus puertas durante los domingos y el resto de festivos.

Perspectivas

“Para nosotros es un interés estratégico, ya que si abriéramos los festivos Puerto Venecia sería mucho más supraregional”, explica Salvador Areneres, director de Comunicación y Relaciones Institucionales del centro comercial. Esta gran superficie cuenta con un 35% de visitantes de fuera de la provincia, especialmente de Lérida, Pamplona y Logroño. “Cada vez vienen de más lejos, por ejemplo, de Tarragona o de Guadalajara”, añade Areneres.

Además, asegura que como empresa les resultaría muy rentable económicamente y que crearían entre 700 y 800 empleos nuevos. En su opinión, el Ayuntamiento debería pensar en potenciar el centro comercial y llegar a establecer sinergias con el centro de la ciudad para que Zaragoza se convierta en una zona de gran atractivo turístico.

En la misma situación se encuentra Plaza Imperial, que de sus 10.000.000 de visitas anuales, el 31,2% son de fuera de la ciudad. “No hemos vuelto a intentarlo porque la dirección de Comercio no ha considerado que se deba aplicar a más zonas”, explican fuentes del centro comercial. Sin embargo, también destacan que estarían interesados en poder abrir los domingos y festivos.

A los pequeños municipios sí que les es rentable

El pasado 30 de julio dos localidades más se unieron a los otros dos municipios turísticos a efectos comerciales. De este modo, Graus y Caspe junto a Illueca y Albarracín son las únicas localidades que pueden abrir sus tiendas durante los domingos y los festivos. Sin embargo, la aplicación es diferente en cada caso.

Illueca lleva más de cinco meses como municipio turístico, denominación que desde el Ayuntamiento se pidió a la DGA especialmente para los comercios de zapatos. “Lo hicimos para que las zapaterías tuvieran más oportunidades de vender, y de hecho, desde entonces viene más gente porque saben que tienen las tiendas abiertas”, afirman fuentes del Consistorio. Aunque sí que destacan que solo lo hacen por la mañana y que aparte de estos comercios, no suelen abrir otras tiendas.

El caso del municipio de Albarracín es diferente. Según su alcalde, para ellos ha sido un trámite técnico ya que alguna vez abrían los domingos, y decidieron unirse a este decreto para que estuviera dentro de la ley vigente.

Algo parecido ocurría en Graus, sin embargo, desde el área de turismo señalan que ellos ya tenían un permiso para abrir algunos festivos determinados, por lo tanto, la nueva denominación no ha cambiado casi nada la apertura de los comercios. “Para solicitarlo tuvimos que preparar una memoria, en la que destacamos sobre todo que el 45,9% de las viviendas de Graus no son principales y la gran cantidad de eventos que se celebran a lo largo de todo el año como es el “Día de la longaniza”, explica Estefanía, perteneciente al área de turismo. Es en estas festividades cuando los comercios suelen abrir por la mañana, sobre todo las tiendas de comestibles y los supermercados. “Aunque siempre hay alguna que abre todos los festivos”, concluye Estefanía.

El Ayuntamiento de Caspe decidió solicitar esta denominación porque algunas empresas, entre las que destaca Adidas, se lo pidieron. “Nos pareció muy buena idea porque ahora que hemos abierto las puertas del castillo seguro que atraerá a más turistas a la ciudad”, asegura Pilar Herrero, alcaldesa del municipio. Este primer domingo aún no se ha podido ir de compras, pero la alcaldesa cree que como el día 12 comienzan las fiestas de San Roque, posiblemente será el momento en el que arranque esta nueva iniciativa.

Etiquetas