Despliega el menú
Economía

Efecto frontera en Aragón

Aragón es la tercera comunidad con menor dependencia del comercio nacional

Solo Madrid y Cataluña tienen un 'efecto frontera' más bajo, que determina que están menos subordinadas a los flujos económicos entre autonomías.

Apyl Textil, empresa aragonesa que exporta a varios países
Las ventas fuera de Europa maquillan la caída de las exportaciones aragonesas
A. ALCORTA

Los efectos de la crisis en la economía aragonesa podrían ser aún más crudos si muchas empresas de la Comunidad no se hubieran lanzado, en buena medida, a conquistar el mercado exterior. Esta es una de las conclusiones que se extraen del último estudio de la Fundación Economía Aragonesa, elaborado por Fernando Sanz, catedrático en el departamento de Análisis Económico de la Universidad de Zaragoza, e Irene Olloqui, profesora titular del mismo.

Esto se explica a través de las tasas del 'efecto frontera' que muestran cada una de las autonomías (la relación entre los flujos comerciales entre regiones de un mismo estado y las importaciones y exportaciones que estas comunidades tienen con otros países). Lo que este concepto trata de certificar es si las fronteras políticas ejercen también de fronteras económicas y la dependencia de la economía nacional.

No solo lo confirma, sino que además concluye que cada comunidad arroja una tasa diferente. Incluso dos autonomías vecinas pueden mostrar una dependencia muy distinta del mercado interior. Aragón, con un efecto frontera de 8,14 puntos, es la tercera comunidad cuya relación entre mercados internos y externos muestra una tasa más baja (cuanto mayor es la tasa, más fuerte es la dependencia).

Solo las comunidades madrileña (5,17) y catalana (8,11) tienen una dependencia menor de las relaciones comerciales nacionales, debido en gran medida a la gran cantidad de empresas con proyección internacional con sede en alguna de las dos grandes ciudades. Por contra, las dos comunidades autónomas insulares son, a su vez, las que muestran un mayor efecto frontera: Canarias (58,36) y Baleares (29,81). Dentro del terreno peninsular, destaca la fuerte supeditación a las transacciones interiores de Extremadura (27,43), Cantabria (24,02), La Rioja (22,41) y Castilla-La Mancha (19,77).

Flujos con 40 países

La menor dependencia de la comunidad aragonesa al mercado interregional se ve determinada por el amplio espacio fronterizo con Francia y por la localización de algunas industrias con un fuerte volumen de exportaciones, como la planta de Opel en Figueruelas. "En total, Aragón mantiene flujos de comercio internacional constantes con 40 países", señala el catedrático Fernando Sanz.

"Los de mayor peso están dentro de la Unión Europea. De hecho, el 'efecto Unión Europea' se cifra en un factor diferenciador de 1,44", añade. Esto supone que el volumen de sus movimientos comerciales dentro de la UE supera en 1,44 veces el del resto de países. Asimismo, Aragón es una de las cinco autonomías en las que el efecto frontera en sus ventas (factor de 10,22) es superior que en sus compras (6,28).

Cabe destacar que entre los años 2000 y 2010 el efecto frontera tendió a disminuir suavemente, lo que constituye la tónica general, excepto en Castilla y León. Según indica Sanz, las previsiones a corto y medio plazo pasan por que "el efecto no llegue a desaparecer, aunque lo normal es que se mantenga esta tendencia a disminuir". "Las comunidades autónomas están cada vez más globalizadas, y en esto desde luego influye la crisis. Las empresas han tenido que buscar mercados internacionales para paliar la menor demanda interna", concluye el catedrático.

2012: superávit comercial histórico

Un total de 2.253 millones en todo el año. Es el superávit comercial obtenido por la economía aragonesa en el ejercicio de 2012, un resultado fruto de la combinación de dos factores: unas exportacionespor valor de 8.497 millones de euros y unas importaciones de 6.244 millones. A pesar de que las ventas de las empresas aragonesas en los mercados internacionales se redujeron un 7%, este dato histórico se explica después de que las compras experimentaran una disminución superior al 20%.

Así, en un contexto de crisis económica, Aragón logró su segundo mejor ejercicio exportador de la historia y su evolución además experimentó una progresiva mejoría según avanzaba el año. Un dato demuestra además que se refuerza la tendencia a la diversificación de las exportaciones aragonesas: si se excluyera la aportación del sector del automóvil (su peso ha caído al 33%, cuando ha llegado a rondar el 70%), habrían aumentado en un 3% las ventas de las empresas al exterior.

Etiquetas