Despliega el menú
Economía

Consejo de ministros

El Gobierno aprueba un plan de apoyo al comercio minorista con el respaldo del sector

Ha aprobado facilitar el acceso al Fondo de Ayuda al Comercio Interior para poner a disposición de los empresarios 28,68 millones de euros en inversiones y darles liquidez para gastos corrientes.

Rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros
Rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros
EFE

El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes el Plan Integral de Apoyo a la Competitividad del Comercio Minorista 2013, una iniciativa con una treintena de medidas para ayudar al sector a superar la crisis y sus problemas estructurales, que ha sido aplaudido por las asociaciones empresariales.

Además, el Gobierno ha aprobado modificar el real decreto que regula los requisitos de acceso al Fondo de Ayuda al Comercio Interior (FACI) para poner a disposición de los empresarios 28,68 millones de euros en inversiones y darles liquidez para gastos corrientes.

En este sentido, se reduce el valor mínimo requerido para la financiación de proyectos -de 150.000 a 30.000 euros-, y se permite destinar hasta el 50% del importe solicitado a gastos corrientes.

El comercio minorista, que concentra a más de 500.000 empresas y emplea a 1,84 millones de personas, ha visto caer sus ventas prácticamente desde el inicio de la crisis debido al descenso el consumo, ha recordado el ministro de Economía, Luis de Guindos en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

El plan persigue "consolidar el empleo, impulsar las ventas, incorporar las nuevas tecnologías y mejorar la gestión" del comercio minorista, al que el Ejecutivo quiere ofrecer también líneas de actuación para poder adaptarse a los nuevos patrones de consumo.

De esta forma, se articula en torno a diez ejes orientados a la innovación y competitividad, el fomento de los centros comerciales abiertos y mercados municipales, el apoyo financiero, la promoción comercial y la reactivación de la demanda, el impulso del relevo generacional, el turismo de compras, la mejora de la seguridad, la internacionalización y la eliminación de barreras administrativas.

Para avanzar en este último apartado, el Gobierno se plantea elevar hasta los 1.000 metros la superficie de los negocios que se pueden abrir sin necesidad de licencia exprés, cuyo umbral de acceso está establecido ahora en 300 metros y a la que ya se han acogido 7.000 empresas, ha anunciado De Guindos.

El presidente de la Confederación Española del Comercio (CEC), Manuel García-Izquierdo, ha expresado su satisfacción por la aprobación del plan porque recoge gran parte de las reivindicaciones del sector, aunque ha lamentado que no incluya medidas de apoyo fiscal, como la reducción de módulos del IRPF y del recargo de equivalencia.

No obstante, ha valorado los cambios introducidos para poder acceder al FACI, pues las "leoninas" condiciones existentes hacían prácticamente imposible al pequeño comercio acceder a él.

Por su parte, las asociaciones de autónomos han aplaudido la aprobación del plan al considera que supone un "balón de oxígeno" para un sector asfixiado por la crisis.

En un comunicado, la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), ha alertado de que el comercio minorista en España se encuentra en una situación límite, al haber perdidodesde el inicio de la crisis 427.993 empleos del régimen general y 47.313 autónomos.

La Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA) ha considerado "muy necesarias y apropiadas" las medidas para impulsar el comercio minorista, pero ha precisado que espera que se incluyan medidas de carácter social para el colectivo.

Desde las Cámaras de Comercio se ha añadido que el plan, en cuya elaboración han colaborado junto al Gobierno, las asociaciones empresariales, las comunidades y ayuntamientos, era "urgente y necesario" y supone "un ejemplo de colaboración institucional".

Etiquetas