Despliega el menú
Economía

Pleno en las Cortes de Aragón

Rudi negocia un convenio para impulsar a las pymes aragonesas con 200 millones

El 83 por ciento del Plan de Reactivación Económica, dotado de 150 millones, se destinará a medidas de impulso al empleo y políticas sociales.

La presidenta de Aragón ha presentado el plan de incentivación económica
La presidenta espera paliar el "drama de los desahucios" con el Decreto de alquiler social
GUILLERMO MESTRE

La presidenta de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, ha anunciado que el plan de incentivación económica y para la creación de empleo contará con 150 millones de euros y que se está negociando un convenio con el Banco Europeo de Inversiones (BEI) destinado al sector empresarial por 100 millones complementados con otros tantos por entidades financieras.

Rudi ha explicado a petición propia en el pleno de las Cortes el plan para la reactivación de la economía y el empleo que se pondrá en marcha gracias a la flexibilización del déficit hasta el 1,2 por ciento, lo que supone aproximadamente 168 millones de euros, 150 para este plan y 18 para incrementar el fondo de contingencia incluido en los presupuestos.

Ha indicado que el plan desarrolla el contenido de la Estrategia Aragonesa para la Competitividad y el Crecimiento -dotada con 468 millones-, que se ejecutará en el segundo semestre del año y que incluye diversas medidas englobadas en tres ejes: impulso al empleo (que absorberán aproximadamente el 55 por ciento de la dotación), impulso empresarial (el 17 por ciento) y el impulsosocial (el 27 por ciento).

Ha concretado que al impulso empresarial se destinará el 17 por ciento de los fondos del plan porque se está negociando un convenio con el Banco Europeo de Inversiones dirigido a las pymes, que alcanzará 100 millones de euros aportados por el BEI y complementados necesariamente con otros tantos por las entidades financieras.

Ha explicado que estas inversiones se desarrollarán en dos fases, una primera de cien millones, 50 aportados por el BEI y los mismos por entidades financieras (el BEI presta su aportación a la comunidad y ésta lo traspasa a las entidades colaboradoras, que están obligadas a aportar la misma cantidad) destinado a proyectos de inversión y circulante para pymes con un plazo de amortizaciones, respectivamente, de hasta doce años y de dos a cinco años, a unos tipos aún por cerrar.

Tras indicar que este convenio obliga a la comunidad a avalar estas operaciones, Rudi ha subrayado que la economía aragonesa va a tener una inyección de aquí a final de año de 150 millones de euros del presupuesto y como mínimo de cien millones proveniente del convenio del BEI, que hasta los 200 millones se desarrollará en 2014.

Etiquetas