Despliega el menú
Economía

Agencia Tributaria

El Estado recauda 100 millones de euros más en Aragón con la subida del IVA

El incremento del impuesto ha generado un aumento del 15% de la recaudación de la Agencia tributaria en la Comunidad a través de este gravamen sobre el consumo en los primeros siete meses de aplicación.

El pequeño comercio ha sufrido la subida del IVA
El pequeño comercio sigue sin abrir
A. E.

El incremento del IVA que se hizo efectivo el pasado mes de septiembre, polémico y muy criticado por buena parte de los ciudadanos, el comercio y sectores como el de la cultura, ya comienza a reflejarse en la recaudación de la Agencia Tributaria. Solo en Aragón, las arcas estatales han ingresado un 15% más durante los siete meses de aplicación gracias a este gravamen sobre el consumo, un crecimiento que puede cuantificarse en 100 millones de euros.

Desde septiembre de 2012 hasta marzo de 2013, el Ministerio Hacienda y Administraciones Públicas ha recaudado 753 millones de euros en la Comunidad, frente a los 653 que ingresó entre septiembre de 2011 y marzo de 2012, aunque estas cantidades podrían estar ligeramente alteradas por los retrasos en el pago de las devoluciones en el impuesto, que a nivel nacional cayeron durante los últimos cuatro meses del año -hasta un 56% en diciembre-, aunque volvieron a aumentar en el primer trimestre del año: 49,8% en enero, 50,7% en febrero y menos, un 7,3%, en marzo.

De esta forma, mientras el consumo no ha dejado de caer durante los últimos años y, por ejemplo, el pequeño comercio aragonés acumula ya tres años consecutivos de descenso de las ventas, el dinero recaudado con este impuesto directo sigue aumentando. Después de las importantes pérdidas en los ingresos por IVA que se produjeron desde 2007 -en 2009 se habían reducido en más de la mitad-, la decisión de Zapatero de incrementar los tipos en julio de 2010 -la de Rajoy fue la segunda iniciativa similar en solo dos años- produjo un considerable empujón a las arcas públicas, pues casi duplicó los ingresos del año anterior.

El computo anual de los ingresos de la Agencia Tributaria en Aragón se había estabilizado en 2011, pero volvió a los números negativos en 2012, ya que durante el primer semestre se había recaudado un 10% menos que el año anterior en toda España y todavía más, hasta un 13,3%, en Aragón.

La subida maquilla el 2012

Precisamente este nuevo descenso, en un momento en que el Estado se encuentra necesitado de ingresos, fue el detonante de esta nueva subida de tipos decretada por el Gobierno de Rajoy en septiembre. El Ejecutivo incrementó el IVA general del 18% al 21% y el reducido del 8% al 10%, aunque numerosos bienes, como las entradas a espectáculos, las flores o los servicios funerarios y de peluquería subieron 13 puntos para pasar del tipo reducido al general. Finalmente, la recaudación desde septiembre, ya con los nuevos tipos, acabó arreglando las cuentas de la Agencia Tributaria en Aragón, que pasó de perder un 13,3% a ganar un 8% en el cómputo global del 2012.

“Aunque la caída de la actividad económica debería haber reducido los ingresos totales en torno al 3%, la recaudación de 2012 creció por encima del 4% en España porque se vio compensada por un aumento importante debido a los cambios normativos en los impuestos”, explica Julio López Laborda, catedrático de Economía Pública de la Universidad de Zaragoza.

Duro golpe para comercios y consumidores

Un duro golpe para muchos negocios, que ya se encontraban en una delicada situación por el descenso del consumo, pero que ha ayudado a maquillar las cuentas del Estado. Esta medida, que de momento ha generado el efecto esperado por el Gobierno en cuanto a ingresos, no ha sido tan beneficiosa para comercios y consumidores, que ya criticaron la decisión y ahora comprueban sus efectos.

“Ya advertimos que una subida tan importante tendría sus consecuencias, sobre todo en los capítulos en los que el incremento del IVA fue mayor”, asegura José Ángel Oliván, presidente de la Unión de Consumidores de Aragón (UCA). De hecho, desde los sectores afectados, como las peluquerías o la cultura, han denunciado en numerosas ocasiones los problemas que están sufriendo desde septiembre.

Pero, en última instancia, ese incremento impositivo ha acabado repercutiendo en los consumidores. “Aunque muchos comercios asumieron parte o toda la subida del IVA durante los primeros meses, era inevitable que tarde o temprano se acabara trasladando al consumidor”, indica Oliván, quien cree que esta decisión, unida a una crisis que ha disminuido drásticamente el dinero disponible de los ciudadanos, ha obligado a buena parte de la población aragonesa a “prescindir de todos los gastos que no consideran absolutamente necesarios o, como mínimo, retrasarlos el máximo posible”.

Etiquetas