Economía
Suscríbete por 1€

Mercado inmobiliario

Más de medio millar de viviendas de protección oficial están vacías en Aragón

El Defensor del Pueblo denuncia que el 12% de los pisos protegidos que se han construido en los últimos tres años no han sido ocupados mientras miles de personas no tienen vivienda. Desde la DGA aseguran que esa cifra ya se ha reducido al 5%.

Viviendas nuevas en el barrio Arcosur de Zaragoza
Aragón acumula más de 18.000 viviendas nuevas sin vender
M. S.

Más de medio millar de las viviendas de protección oficial con las que cuenta Aragón se encuentran vacías. El Defensor del Pueblo, que ha realizado un informe con datos de los diferentes gobiernos autonómicos para denunciar que resulta “ineficiente y poco aceptable” que haya pisos desocupados mientras “decenas de miles de personas padecen la falta de un domicilio adecuada”, asegura que el 12% de las viviendas protegidas de promoción privada que se han construido en la Comunidad entre 2009 y 2012 no han sido adjudicadas.

Según los datos aportados por esta entidad, el número total ascendería a 513, ya que en los últimos tres años se han calificado definitivamente 4.282 viviendas, aunque desde la DGA indican que durante el último tramo del 2012 -antes del fin de los beneficios fiscales para la compra de inmuebles- se aceleró la adjudicación de estos pisos y el parque de VPO libre se redujo a un 5%. En cifras globales, supondría la existencia de más de 200 pisos sin dueño, a los que hay que sumar 36 más de promociones públicas -en teoría, se incorporarán a la red autonómica de alquiler social- y las de la sociedad pública Suelo y Vivienda de Aragón, que en el último trimestre de 2012 contaba con 315 desocupadas.

En total, más de 500 viviendas protegidas que no se encuentran habitadas, una cifra que solo tiene en cuenta las que están a cargo de la administración autonómica, por lo que podría aumentar si se tienen en cuenta los parques municipales. Según este informe del Defensor del Pueblo, solo en Zaragoza había 48 pisos de VPO vacíos dependientes del Ayuntamiento, de los cuales 14 se encontraban en proceso de adjudicación y 34 se estaban acondicionando para su puesta en alquiler.

La institución advierte de que la mayoría de las viviendas de protección desocupadas lo están porque sus adjudicatarios no están utilizando su vivienda de forma habitual y permanente, un fraude cuyo control dejó más de 600 actuaciones en Aragón -así lo indica el informe-, de las que 148 acabaron en propuestas de incoación y 103 fueron resueltas, 58 de ellas en Zaragoza, 19 en Huesca y 26 en Teruel, por lo que ahora se encuentran desocupadas.

Otras de las razones más usuales son la renuncia a a la vivienda por la imposibilidad de encontrar financiación, por la pérdida del puesto de trabajo o la reducción de los ingresos o por insatisfacción con la vivienda adjudicada. En 2011, 1.247 aragoneses renunciaron a uno de estos pisos, casi tantos como los que finalmente la recibieron, 1.300. En el documento elaborado por el Defensor del Pueblo también alude a motivos como el precio de la vivienda protegida, que en algunos lugares ha llegado casi -o incluso los ha superado- a los niveles de la libre, o las demoras en el procedimiento de adjudicación.

Gente sin pisos, pisos sin gente

Tras analizar esta situación, la Defensora del Pueblo, Soledad Becerril, ha recogido uno de los lemas de las plataformas antidesahucios, 'Gente sin pisos, pisos sin gente', para trasladar esta situación al Congreso, donde ha solicitado que se favorezca el alquiler de estas viviendas con precios accesibles.

“Las personas que se han dirigido al Defensor del Pueblo describen la imposibilidad de comprar una vivienda libre con los medios económicos de que disponen, así como la dificultad para acceder a un piso de protección oficial, sea en propiedad o en arrendamiento. Son personas, pues, que no pueden ver satisfecho su derecho a la vivienda, proclamado en el artículo 47 de la Constitución”, explica esta institución en su informe, en el que insta a las administraciones públicas a ofrecer estos inmuebles vacíos a personas y familias en condiciones menos restrictivas.

Miles de viviendas vacías

Además de las viviendas de protección oficial, en Aragón hay más de 18.000 pisos nuevos que se encuentran desocupados, una cifra que todavía sería mucho mayor si se tienen en cuenta las de segunda mano que se encuentran en similar situación. Sin embargo, mientras el Ministerio de Fomento si ofrece datos del 'stock' de viviendas de nueva planta que no han encontrado comprador, no existe ningún registro oficial que arroje algo de luz sobre la cantidad total de inmuebles que se encuentran vacíos en toda la Comunidad, a pesar de la insistencia de plataformas como Stop Desahucios o partidos políticos como IU, que han pedido en numerosas ocasiones la creación de un registro para favorecer la implantación de una bolsa de alquileres sociales.

Etiquetas