Despliega el menú
Economía
Suscríbete

Acuerdo "satisfactorio"

Ibercaja y sindicatos firman un plan de prejubilaciones voluntarias incentivadas

Los sindicatos consideran "satisfactorio" el acuerdo alcanzado, que acogerá a un total de 275 trabajadores de la entidad.

La dirección de Ibercaja y los sindicatos CC.OO., UGT, y CSICA, han firmado este jueves un acuerdo sobre el plan de prejubilaciones voluntarias que acogerá a un total de 275 trabajadores de la entidad. 

Las medidas se aplicarán a lo largo de 2013 y podría extenderse a los dos próximos años. El pacto incluye varias medidas económicas, en línea con la mejora de la eficiencia puesta en marcha por la entidad y formalizadas ahora en este contexto, han informado fuentes de Ibercaja.

Este acuerdo recoge que de este máximo de 275 trabajadores, 205 serán mayores de 61 años o los cumplan antes del 31 de diciembre de este año y el resto, 70 empleados, se verían afectados por cierres de oficinas y traslados.

Si con el colectivo de trabajadores de entre 61 y 64 años no se alcanza esa cifra, se abrirá un nuevo plazo para que se puedan adherir los empleados de 60 años y las bajas se otorgarían primando a los empleados de más edad. La empresa se ha comprometido a no plantear ningún otro proceso sin acuerdo hasta el 31 de diciembre de 2014 y los empleados interesados podrán adherirse entre el 17 de abril y el 17 de mayo.

Asimismo, se contemplan indemnizaciones para los trabajadores que opten por rescindir su relación laboral con la entidad por cierre de su centro de trabajo o traslado no aceptado de más de 35 kilómetros.

También se pone en marcha un plan social de recolocación externa, para intentar ayudar a los empleados afectados por las bajas a recolocarse en otro puesto de trabajo o facilitar el autoempleo.

Satisfechos 

Entre las cláusulas se incluye que los mayores de 61 años que se acojan a la jubilación voluntaria cobrarán un 80% del salario neto hasta la edad de jubilación, fijada a los 63 años, y posteriormente hasta los 64 años cobrarán el sueldo bruto, que es lo estipulado por ley, ha precisado el representante de CC.OO., José María Crespillo.

En declaraciones, Crespillo ha destacado que "estamos satisfechos porque sino no lo habríamos firmado" y ha resaltado que también se recogen "garantías de empleo que evitan los efectos de la reforma laboral", al tiempo que se habilita una comisión de seguimiento para "garantizar" el acuerdo firmado.

Cultura del diálogo 

Desde la dirección de Ibercaja se ha agradecido a todos los implicados en la negociación, y especialmente a los representantes de los empleados que han suscrito el acuerdo, el esfuerzo realizado después de que se haya rubricado por la entidad y los sindicatos UGT, CC.OO. y CSICA, que representan al 78,1% de la representación sindical de los empleados.

Para la dirección de Ibercaja "queda demostrada que la capacidad de negociación redunda en beneficio de la imagen de la entidad, sin lesionar los intereses de los trabajadores". Además, han destacado que se trata de un "activo muy relevante para preservar las fortalezas de Ibercaja, en el difícil contexto de la reestructuración del sistema financiero español".

Finalmente, han recalcado el carácter voluntario de la propuesta, que aunque no permite conocer cuántos empleados se acogerán, dado que Ibercaja no se ha ofrecido un plan global de prejubilaciones desde 2002, los cálculos apuntan que hay más de 200 personas susceptibles de acogerse a un plan de este tipo en distintos niveles y destinos.

Una vez puesto en marcha, se abre un proceso de estudio y adhesión de un mes, entre el 17 de abril y el 17 de mayo. Antes de esa fecha del 17 de abril, cada empleado susceptible de poder acogerse a la propuesta recibirá información detallada de su situación y de la indemnización que le pudiera corresponder, calculada a 31 de marzo de 2013, para que pueda evaluar en detalle cómo le repercutiría.

Etiquetas