Economía

En 2012

Casi 3.000 pymes aragonesas recurrieron al ICO para sobrevivir

El Instituto de Crédito Oficial facilitó el año pasado 233 millones de euros a autónomos y pequeñas y medianas empresas en apuros de la Comunidad.

Casi 3.000 pymes aragonesas recurrieron al ICO para sobrevivir

Las pequeñas y medianas empresas (pymes) aragonesas, cada vez más ahogadas por la caída del consumo y las cargas impositivas, deben hacer malabares económicos para llegar a fin de mes y no verse abocadas a bajar la persiana definitivamente. Un extremo cada vez más habitual.

Para evitarlo, el paso por una entidad bancaria en busca de crédito es inaplazable para muchas de ellas y un buen medidor de la situación es la ayuda concedida por el Instituto de Crédito Oficial (ICO) a la Comunidad.

El año pasado, esta entidad concedió un total de 233 millones de euros a través de su Línea Liquidez a las pymes -aunque también a alguna familia e institución pública- en 2.879 operaciones, lo que pone de manifiesto las necesidades del sector empresarial en Aragón.

Esta línea está dirigida a empresas, autónomos o entidades en apuros, con necesidad de capital circulante. Para obtenerlo deben acreditar su solvencia, por lo que lo habitual es que se soliciten ante una situación puntual de reducción en las ventas, bache económico o necesidades de inversión inaplazables.Máximo de 10 millones

El importe máximo del préstamo que se puede pedir es de 10 millones de euros, ya sea en una o varias operaciones. El ICO, como entidad estatal que no busca maximizar los beneficios -a diferencia del mercado bancario-, ofrece tipos de interés y plazos de amortización muy favorables para los demandantes.

El año pasado, el número de solicitudes cayó notablemente -pasó de 3.700 operaciones a 2.800-, pero creció la cantidad prestada de 205 a 233 millones. De estos, la mayoría fueron a parar a la provincia de Zaragoza (150) y el resto a Teruel (51) y Huesca (32). En el conjunto del país, esta línea distribuyó casi 7.000 millones de euros.

Además, en 2012 se abrió una línea dirigida a los emprendedores, que fructificó en más de seis millones de euros repartidos entre 160 nuevos proyectos empresariales en Aragón.Cómo funcionan

Estas líneas de financiación se articulan a través de los bancos y cajas. Por una parte, el ICO establece la dotación económica total y las condiciones financieras. A su vez, firma los correspondientes contratos de financiación con las entidades de crédito para la comercialización de las líneas a través de sus redes de oficinas, a las que se dirigen directamente los clientes interesados.

Por su parte, son los bancos quienes asumen el riesgo de impago, se encargan del análisis y viabilidad de la operación, determinan las garantías a exigir, y deciden sobre la concesión o no de la financiación.

Etiquetas