Despliega el menú
Economía

Vivienda

Los aragoneses 'pasan' de los chollos en la costa y compran casa en Madrid

Cataluña y la Comunidad Valenciana, tradicionalmente las CC. AA. donde se compraban más segundas residencias, pierden fuerza en favor de la meseta.

Los cacos hacen su agosto en invierno
Robos diarios en los apartamentos vacíos de la Costa Dorada
J.C.L.

La bajada de precios de los apartamentos en las costas catalana y valenciana, que se situó en torno al 50% según algunas inmobiliarias, no animó a los aragoneses, que en 2012 dejaron de comprar segundas residencias en estas zonas. Las comunidades vecinas eran, tradicionalmente, las preferidas por los aragoneses para adquirir viviendas fuera de Aragón. En 2012, sin embargo, la Comunidad de Madrid le quitó parte del pastel inmobiliario a ambas regiones.

La compra de viviendas fuera de territorio aragonés se ha ido desplomando a medida que la crisis se agravaba. En seis años las compraventas se han reducido más de un 50%, según los datos recogidos por el Ministerio de Fomento. De las 23.000 viviendas que compraron los aragoneses en 2007 en otras comunidades se ha pasado a las poco más de 11.000 que adquirieron en 2012.

Además de la bajada de las ventas, otro cambio se ha registrado en la actitud de los compradores de vivienda aragoneses. Los aragoneses han pasado de comprar casas en Cataluña y la Comunidad Valenciana para hacerlo en Madrid. La meseta le ha 'robado' mercado sobre todo a la costa valenciana, donde las transacciones inmobiliarias de aragoneses han pasado de 221 en 2011 a 166 en 2012.

"Los aragoneses compran ahora bastante menos viviendas en la Costa Dorada que hace años", explica uno de los responsables de la inmobiliaria Fincas Apolo de Salou.  Los inversores nacionales han sido sustituidos por los extranjeros, "sobre todo rusos y belgas", agregan. Una bajada que se ha materializado a pesar de que los precios han bajado en torno al 40%, según las mismas fuentes. "Ahora se pueden encontrar apartamentos de un dormitorio por 45.000 euros y de dos por 80.000 ó 90.000 euros", indican.

Desde la inmobiliaria La Dorada, que tiene sedes en Cambrils, Tarragona y Hospitalet, reiteran que la inversión aragonesa ha descendido durante los años de crisis "como lo ha hecho toda la inversión nacional". El ajuste de precios de estas zonas, que de media ronda el 50% aunque en algunos casos es mayor, no ha animado a los compradores.

Los vecinos de Teruel prefieren Valencia

Los turolenses son los aragoneses que más viviendas compran en esta zona. Hasta el 44,5% de las compraventas realizadas por aragoneses en la Comunidad Valenciana las protagonizaron vecinos de Teruel. Se trata sobre todo de inmuebles situados en la provincia de Valencia (que concentró 113 compraventas del total de 166 registradas en la Comunidad en todo el año pasado).

En el caso de Cataluña, es Barcelona la provincia que más gusta a los aragoneses. De las 417 transacciones inmobiliarias en suelo catalán (una veintena menos que en 2011), hasta 355 tenían como objeto una vivienda barcelonesa, lo que supone el 85% del total de operaciones. En Tarragona, donde alrededor de 8.000 aragoneses poseen una vivienda según datos de 2011, solo se registraron 23 compraventas.

Madrid fue la comunidad autónoma que ganó con las 'desdichas' de Cataluña y Valencia. Desde Aragón se compraron 90 viviendas más en 2012 (359) que en 2011, cuando fueron adquiridas 269 propiedades. Una de las razones del atractivo de Madrid puede residir en el desplome que han experimentado los precios. Según un informe elaborado por la inmobiliaria Tecnocasa, la vivienda usada en la Comunidad Autónoma de Madrid se ha depreciado un 52,86% desde el año 2007.

Dentro de la Comunidad, un respiro

Pero no todo han sido estadísticas negativas para el sector inmobiliario en Aragón en los últimos tiempos. El último tramo del año pasado trajo por fin buenas noticias. La Comunidad aragonesa fue la que mayor incremento interanual experimentó en la compraventa de pisos en los dos últimos meses de 2012.

Y es que algunos analistas del sector cifraron en unos 34.000 euros de media el ahorro en las cuentas de quienes adquirieran una vivienda antes del 1 de enero de este año, cuando el IVA pasó del 4 al 10% y finalizó la desgravación por compra de vivienda habitual.

Aún es pronto para saber este cambio de tendencia ha continuado en los primeros meses de 2013 o si fue solo un oasis provocado por el fin de numerosos beneficios fiscales en la compra de vivienda.

Lo cierto es que el precio del m2 de vivienda libre en la región está a niveles impensables en los años de la burbuja. Este indicador cerró 2012 a 1.325,5 euros de media (datos de Fomento para el cuarto trimestre del año), 605 euros menos que a finales del año 2007, el año antes de la crisis.

El m2 libre está a la baja desde el segundo trimestre de 2008, con las excepciones del cuarto trimestre de 2009 y del tercero de 2010, en los que se registraron ligeros aumentos de precio.

Etiquetas