Despliega el menú
Economía

Rescate a Chipre

El Eurogrupo acepta que Chipre no grave los depósitos de menos de 100.000 euros

La eurozona "sigue pensando que los pequeños ahorradores deberían ser tratados de manera diferente a los grandes depositantes".

Centenares de personas se manifiestaron contra la ratificación del paquete de medidas del Eurogrupo.
El Eurogrupo acepta que Chipre no grave los depósitos de menos de 100.000 euros
EFE

Los ministros de Finanzas de la eurozona apoyaron este lunes de forma unánime que Chipre no grave con un impuesto a los ahorradores con depósitos inferiores a los 100.000 euros, tal como se había acordado el pasado sábado en otra reunión.

La eurozona "sigue pensando que los pequeños ahorradores deberían ser tratados de manera diferente a los grandes depositantes y reafirma la importancia de garantizar plenamente los depósitos inferiores a 100.000 euros", señaló el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, en un comunicado.

La decisión fue acordada en la teleconferencia de los ministros de Finanzas del área de la moneda única.

El Eurogrupo analizó este lunes las modificaciones de última hora que se han introducido en Chipre en la parte del rescate de 10.000 millones de euros que afecta al impuesto a los depósitos privados, y cuyo objetivo es suavizar el impacto sobre los pequeños ahorradores.

"Las autoridades chipriotas introducirán mayor progresividad en el impuesto único sobre los depósitos en comparación con lo que fue acordado el 16 de marzo", indicó Dijsselbloem en su comunicado.

Explicó que podrá realizarse siempre que Nicosia prosiga con el objetivo de recaudar 5.800 millones de euros a través de ese tipo de imposición "y no tenga un impacto sobre el montante total de la asistencia de 10.000 millones de euros".

Los Diecisiete acordaron en la madrugada del sábado los detalles del rescate al país mediterráneo, que incluye un impuesto extraordinario del 9,9% sobre los depósitos de más de 100.000 euros y uno del 6,7% para los de menos de esa cantidad, una iniciativa con la que se pretenden recaudar 5.800 millones de euros.

Dijseelbloem señaló que el "acuerdo político" alcanzado el sábado en relación al programa de ajuste y la recaudación de ese tramo de 5.800 millones de euros a través de la imposición "refleja el consenso alcanzado en el Eurogrupo con el gobierno chipriota".

Igualmente subrayó que la puesta en marcha de las medidas "es la mejor garantía para el futuro de Chipre y de sus ciudadanos" ya que creará "un sector financiero viable, de finanzas públicas saneadas y de un crecimiento económico sostenible".

El presidente del Eurogrupo reiteró "que el impuesto sobre los depósitos es una medida para una sola ocasión", y que junto "al apoyo financiero internacional puede utilizarse para restaurar la viabilidad del sistema bancario chipriota y como salvaguardia para la estabilidad financiera" de la isla mediterránea.

"En ausencia de esa medida, Chipre se habría tenido que enfrentar a escenarios que dejaría a los tenedores de depósitos en una situación significativamente peor".

También subrayó que "para el Eurogrupo, los tenedores de depósitos pequeños tendrían que ser tratados de forma diferente a los grandes, y reafirma la importancia de garantizar a todos los que estén por debajo de 100.000 euros".

Dijsselbloem agregó que el eurogrupo ha tomado nota de la decisión de las autoridades chipriotas de no abrir los bancos los días 19 y 20 de marzo para salvaguardar la estabilidad del sector financiero, al tiempo que urge al Gobierno y al Parlamento a adoptar "con rapidez una decisión sobre las medidas acordadas a implementar".

Los diecisiete países de la zona euro reiteraron su disposición a asistir a Chipre "sobre la base de los esfuerzos de su reforma en el programa de ajuste acordado".

Etiquetas