Despliega el menú
Economía
Suscríbete

Desde 2007

La afiliación de autónomos pierde ocho veces más hombres que mujeres

La crisis ha acabado con 12.700 trabajadores por cuenta propia en Aragón, de los que 11.300 eran hombres y 1.400 mujeres. En términos relativos, la pérdida de empleo autónomo masculino ha sido del 14%, frente al 3,8% del femenino.

Mercedes Gutiérrez y Lorena Gonzalvo, mujeres y autónomas
Aragón ha creado más de mil empresas este año

Las trabajadoras por cuenta propia de Aragón han resistido mejor la crisis que los hombres. Tan solo uno de cada diez autónomos que se han perdido en Aragón desde 2007 han sido mujeres, cuyo número de afiliadas al RETA (Régimen General de Trabajadores Autónomos) ha descendido un 3,8%, frente a la caída del 14% que han sufrido los varones. En términos relativos, la disminución del autoempleo masculino ha sido tres veces mayor que en el caso del femenino, con mayor presencia en sectores menos maltratados por la situación económica y un aumento de la afiliación que ha permitido minimizar parte de las bajas.

Según los datos recogidos por la Federación Nacional de Trabajadores Autónomos (ATA), la diferencia todavía es mayor en términos absolutos. Aragón ha perdido 12.713 autónomos en los últimos cinco años, de los cuales 11.335 (un 90%) eran varones y solo 1.378 mujeres. Un descenso desigual que ha elevado el peso femenino en el colectivo del autoempleo hasta el punto de que uno de cada tres afiliados ya son mujeres, una media por encima de la europea (31,1%).

La pérdida de hombres autónomos ha supuesto que su representación haya bajado de un 69,1% a un 66,5% para que las mujeres alcancen por primera vez en los últimos años la barrera del 33'5%. La cifra sigue mostrando una clara desigualdad entre ambos sexos, pero la diferencia sigue disminuyendo poco a poco. “El liderazgo femenino se está haciendo cada vez más visible, pero la mujer tiene todavía muchos sectores por conquistar, ya que nuestro tejido productivo sigue capitaneado por hombres. Queda camino por recorrer, aunque ya solo será cuestión de tiempo”, asegura Ana Cabrero, responsable del Área de la Mujer de ATA.

“Las mujeres llevan varios años liderando el aumento de las altas, lo que implica que apuestan por el autoempleo, lenta pero inexorablemente, como una sólida y estable opción laboral”, continúa. Pero, además de la mayor incorporación de la mujer a esta alternativa profesional, también ha influido el hecho de que las autónomas suelan emprender en sectores que no han sufrido tanto los efectos de la crisis económica.

Sectores menos castigados

Muchas desarrollan su carrera profesional en el sector servicios, en el que las mujeres representan el 88,4% del total, y otras actividades en las que la pérdida de profesionales no ha sido tan grave, como es el caso del sector sanitario, la educación o la comunicación. “Otra causa es que suelen arriesgar menos y ser más conservadoras, lo que les da mayor resistencia frente a adversidades. Eso, en época de crisis, garantiza una mayor supervivencia”, analiza Carrasco.

Mientras las mujeres se han refugiado en sectores menos castigados, los mayoritariamente masculinos han arrastrado a cientos de autoempleados. “La crisis ha afectado más a las actividades con mayor presencia masculina, como la construcción o el transporte, donde las autónomas están menos representadas”, indica la responsable del Área de la Mujer. La construcción, por ejemplo, perdió 550 autoempleados en Aragón en solo ocho meses. Un descenso que también ha tenido reflejo, aunque de forma más suave, en sectores como el de la industria, con un alto porcentaje de hombres.

Mayor presencia de mujeres que en Europa

Aunque Aragón todavía se encuentra un punto por debajo de la media española (34,5%) en cuanto al peso específico de las mujeres respecto al total de afiliados al RETA, las estadísticas sitúan a la Comunidad en mejor posición que la mayoría de los países europeos e incluso por encima de la media comunitaria. El 33,5% de la presencia femenina entre los autónomos aragoneses supera holgadamente el promedio europeo (31,1%) y el de países como Dinamarca (28%), Italia (28,7%) o el Reino Unido (29,7%), Francia (30,5%) o Alemania (32,2%), según datos de Eurostat.

La lista de la Europa de los 27 la encabezan Luxemburgo (42,6%), Letonia (41,5%), Portugal (38,6%) y Lituania, con un 38,1%. En España, tan solo Galicia y Asturias, con una presencia femenina del 42,2 y el 41,1%, superan la barrera de las cuatro mujeres por cada diez autónomos, mientras que otras, como Cantabria o el País Vasco, se encuentran cerca. Las comunidades en las que menos afiliadas hay en proporción al número total son Castilla-La Mancha (28,8%) y Extremadura (30,8%).

Etiquetas