Despliega el menú
Economía
Suscríbete

Crisis económica

El presidente del BBVA cree que se empieza ver luz al final del túnel

Francisco González, Reconoce que está "encantado con" Alemania, "un país serio" y dice que Francia está "apareciendo como el verdadero problema de Europa".

El presidente del BBVA, Francisco González, cree que España avanza "en la dirección correcta" y, aunque quedan pendientes reformas, considera que "poco a poco se ve la luz al final del túnel" y no cree que exista riesgo de que "se colapse". 

En su intervención en Deusto Forum en Bilbao, González ha analizado la actual coyuntura y ha señalado que España está ante su "propia situación crítica" y se está "jugando su plaza en el núcleo de Europa". "En Europa reside nuestro futuro", ha asegurado.

Francisco González ha afirmado que la crisis ha "golpeado duramente" a España y cree que la "culpa fundamental" no es de Europa, sino del propio país, porque no ha sabido "aprovechar" las décadas de prosperidad para "corregir" sus "carencias". Entre esas carencias, ha citado un sector público "caro y muy ineficiente", unos "mercados rígidos y poco competitivos", un sistema financiero de "tamaño excesivo" y un sistema educativo "alejado de la demanda", entre otros. 

A su juicio, hay que "cambiar" todo eso, lo que conlleva "fuertes costes" a corto plazo, pero cree que es "posible". En este sentido, ha puesto los ejemplos de Suecia y de Alemania, que acometieron profundas reformas y, por ejemplo, en el caso alemán pasó de ser el "enfermo de Europa" a ser el "líder indiscutible".

En el caso de España, cree que se está avanzando en la "dirección correcta" a la vista de las reformas acometidas en relación con la austeridad presupuestaria, el sistema de pensiones, el mercado de trabajo o el sector financiero.

"Signos positivos"

En este sentido, ha asegurado que "poco a poco" se empieza a "ver algo de luz al final del túnel" y cree que no se deben "minusvalorar" los signos positivos, "que los hay". A su juicio, se ha "roto" la "insostenible tendencia al alza" del déficit, está mejorando la competitividad de las empresas españolas y se avanzando en la reestructuración del sistema financiero.

"Es cierto que todos estos avances no se perciben todavía en crecimiento y empleo, pero estos resultados llegarán si somos capaces de preservar en este camino", ha añadido.

En este sentido, no ve "riesgo" de España o Europa se "colapsen". "No vamos a ver ese escenario", ha apuntado. Además, preguntado por si cree que se aleja la posibilidad de un rescate, considera que un rescate "en el sentido griego o portugués", nunca estuvo "encima de la mesa, ni de la mesa de este Gobierno ni de Europa".

No cree que España pida el rescate

Francisco González ha señalado que lo que sí existía es la posibilidad de una línea preventiva de crédito, aunque tampoco cree que, "tal y como están las cosas", finalmente se vaya a utilizar. Según ha destacado, se han abierto las condiciones de financiación de una "forma notable" lo que ha reducido la posibilidad de recurrir a esa vía. De todas maneras, ha señalado que hay que bajar el costo de la financiación porque, aunque haya una "abundancia de dinero, el dinero es carísimo".

En general, ha indicado que su visión es "optimista y constructiva" y se ha mostrado convencido de que "las cosas van a mejorar".

"Asignaturas pendientes" 

En todo caso, ha señalado que hay "asignaturas pendientes" como reforzar "en profundidad" el sector público, no solo la estructura, competencias y financiación de las distintas administraciones públicas, sino también "pensiones, sanidad y educación".

En relación al sector público, ha señalado que "si hay funcionarios públicos que "no hacen nada" y son "improductivos", eso es "no sostenible". A su juicio, no se debería mantener algo insostenible, porque los problemas acaban "multiplicándose" y ha indicado que el empleo público que se ha destruido era "improductivo".

También cree que se debe completar la reestructuración financiera, adoptar medidas "urgentes" para reactivar el crédito, y afrontar el "gran reto" de luchar contra el paro, logrando que los mecanismos de la reforma laboral "funcionen eficazmente" y adoptando medidas "adicionales necesarias". Otras medidas que plantea son impulsar el capital tecnológico y reformar las instituciones en todos los ámbitos.

"Europa de los europeos" 

González ha señalado que para superar los "desequilibrios" que existen en la UE se proponen dos "tendencias opuestas", una la de la Europa de las naciones, que, a su juicio, supone una "marcha atrás" en el proyecto europeo o una "renuncia a profundizar en ese gran proyecto", y la otra, la Europa de los europeos, que conlleva renunciar a cotas "relevantes" de soberanía nacional.

El presidente del BBVA se ha decantado por la Europa de los europeos y ha indicado que "afortunadamente" se está caminando "en esa dirección", con una hoja de ruta que prevé "avances" en la unión bancaria, fiscal y económica, así como un reforzamiento de las instituciones europeas.

A su juicio, el futuro pasa "más por unos Estados Unidos de Europa que por una Unión de Estados europeos", lo que no supone una "centralización completa", aunque los estados perderán soberanía.

González se ha mostrado a favor de que Europa tienda a un federalismo fiscal y económico y ha defendido una política fiscal "común", lo que implica porque los países revisen su soberanía fiscal.

Según indicado, todos están de acuerdo, salvo Francia, que "cada vez está apareciendo como el verdadero problema de Europa". "En los próximos meses se va a ver eso sin duda", ha agregado.

González ha señalado que el país galo "no está haciendo reformas" y "no se ha movido todavía". A su juicio, Francia tiene que tomar "un decisión" y es decir "si quiere o no quiere estar en Europa". "Si quiere estar en Europa tiene que hacer reformas y ser más competitiva", ha señalado.

Etiquetas