Despliega el menú
Economía
Suscríbete

Reestructuración bancaria

La reunión de los sindicatos y Caja3 concluye sin acuerdo y seguirán negociando este lunes

La dirección de Caja3 ha entregado documentación económica relacionada con el ahorro de costes que pretenden y los sindicatos han aportado un plan con medidas encaminadas a evitar los despidos.

Sede central de Caja Inmaculada (CAI).
Ibercaja y Caja3 avanzan en las negociaciones para poner en marcha un proceso de fusión
HERALDO

Los sindicatos y la dirección de Caja3 se reunirán este lunes para continuar negociando los planes de reestructuración que pretende imponer la entidad antes de su fusión con Ibercaja y que incluyen el despido de 592 trabajadores y el cierre de 187 oficinas, han informado fuentes sindicales.

Los directivos y sindicatos de Caja3 han mantenido un par de encuentros este domingo, en los que la dirección de Caja3 ha entregado documentación económica relacionada con el ahorro de costes que pretenden y los sindicatos han aportado un plan con medidas encaminadas a evitar los despidos.

La dirección había establecido este domingo como fecha límite para negociar con los sindicatos por los plazos de integración con Ibercaja, aunque en la reunión vespertina acordaron volver a encontrarse el próximo miércoles.

Sin embargo, una vez terminada la reunión, recibieron una llamada telefónica del responsable de relaciones laborales de Caja3, Miguel Ángel Benedicto, en la que les emplazaba para continuar negociando este lunes.

Las fuentes sindicales han comentado que en la cita de esta tarde han presentado diversas alternativas encaminadas a evitar medidas traumáticas o de extinción de puestos de trabajo, como reducciones de jornada, excedencias o bajas voluntarias, y han señalado que la dirección sigue insistiendo en deshacerse de 592 trabajadores.

Respecto al cierre previsto de 187 oficinas, los representantes sindicales expresaron su deseo de que se mantenga la cercanía de Caja3 a la población para evitar la exclusión financiera.

Los sindicatos han cifrado que Caja3 necesita, según sus cálculos, entre 50 y 110 millones de bonos convertibles a devolver en 5 años para reforzar su capital y continuar siendo una entidad viable. Además de esta aportación, para sanear su balance traspasaría activos al "banco malo" y afloraría plusvalías.

Estas cantidades son notablemente inferiores a las necesidades calculadas por la firma auditora Oliver Wyman, que cifraba en 779 millones la inyección de capital que requeriría Caja3.

La dirección del grupo Caja3 -integrada por Caja Inmaculada, Caja Círculo de Burgos y Caja Badajoz- anunció este mes a los representantes sindicales sus planes de despedir a 592 trabajadores y cerrar 187 oficinas para favorecer la integración con Ibercaja.

La dirección emitió esta semana un comunicado en el que aclaraba que la integración en Ibercaja no supondrá 592 despidos, porque se van a prejubilar 65 personas de 58 años cumplidos a 31 de diciembre, habrá 59 suspensiones temporales de contrato, se extinguirán contratos temporales y habrá bajas voluntarias incentivadas.

Este sábado, cientos de trabajadores de Caja3, 3.000 según los organizadores, llegados de Burgos, Badajoz y Aragón se manifestaron en Zaragoza contra los despidos planteados en la integración del grupo con Ibercaja.

Etiquetas