Despliega el menú
Economía
Suscríbete

Reestructuración

Caja3 plantea a los sindicatos suprimir 592 empleos y cerrar 187 oficinas

La entidad presenta un plan de ajuste, rechazado radicalmente por los representantes de los trabajadores, que responde a las exigencias de Bruselas para recibir apoyos.

Sede central de Caja Inmaculada (CAI).
Ibercaja y Caja3 avanzan en las negociaciones para poner en marcha un proceso de fusión
HERALDO

La dirección de Banco Grupo Caja3 presentó ayer a los representantes de los sindicatos el plan de reestructuración de la entidad, que incluye la supresión de 592 puestos de trabajo y el cierre de 187 oficinas. Los criterios para llevar adelante el plan, que responden a las imposiciones de Bruselas y de cuya aprobación depende la adquisición de Caja3 por Ibercaja, incluyen el mantenimiento de aquellas sucursales que sean rentables y tengan un importante volumen de actividad, sin especificar en dónde estén localizadas.

Cuatro días después de anunciarse el acuerdo entre las dos entidades, representantes de la dirección y de los sindicatos del grupo que integran Caja Inmaculada (CAI), Caja Círculo y Caja Badajoz celebraron ayer en Madrid una reunión de varias horas en las que se les trasladó a los dirigentes de las centrales algunos de los números más importantes del plan de ajuste. Un plan que deberá ser ratificado por los representantes de la plantilla para que la integración de Caja3 en Ibercaja sea una realidad y que fija para los trabajadores afectados por la extinción de sus contratos entre 28 y 30 días por año trabajado con un máximo de 18 mensualidades.

Luis Miguel Carrasco, consejero delegado de Caja3, realizó ante los dirigentes sindicales una amplia exposición de la situación de la entidad, del escenario en el que está y de las opciones posibles para continuar su actividad. Según apuntaron los representantes de las centrales que participaron en la reunión, el número de 592 salidas se planteó como «no negociable», y su traducción en la práctica contaría con la extinción de 409 puestos de trabajo en la red de oficinas, 128 de servicios centrales y 55 de personas de apoyo a servicios centrales o a la red de sucursales. Se suprimen los servicios centrales de Burgos y Badajoz y se ofrecerá a los trabajadores afectados el traslado a Zaragoza. La plantilla de servicios centrales de Burgos está integrada por 166 personas, y la de Badajoz, por 122.

Más información en la edición impresa de HERALDO.

Etiquetas