Despliega el menú
Economía

Cumbre extraordinaria de la UE

Van Rompuy ofrece un fondo de 2.750 millones para España

La última propuesta incluye además un fondo especial de 1.000 millones de euros para Grecia y un cheque de un valor similar para Portugal.

Los Jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea (UE) decidieron suspender su cumbre extraordinaria sobre el presupuesto comunitario para 2014-2020 y seguir este viernes la negociación tras analizar las nuevas propuestas sobre la mesa.

Las reuniones del Consejo Europeo se reanudarán a las 11.00, señalaron fuentes diplomáticas comunitarias, que también indicaron que los técnicos de las delegaciones analizarán los cambios a ese presupuesto para los próximos siete años dotado con 1 billón de euros.

Fondo para España

El presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, ha ofrecido este viernes un fondo específico de 2.750 millones de euros para España para paliar su pérdida de ayudas europeas en el actual contexto de crisis. De este cheque, 200 millones corresponden a Extremadura, 1.550 millones se repartirán entre Andalucía, Castilla-La Mancha, Murcia, Canarias y Melilla y los 1.000 millones restantes irán al resto de comunidades autónomas. 

El compromiso de Van Rompuy incluye además 50 millones de euros extra para Ceuta y Melilla. Según esta propuesta, Andalucía, Castilla-La Mancha y Galicia mantendrán el 60% de las ayudas europeas que reciben en el actual periodo, en lugar del 57% propuesto anteriormente.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, está estudiando si la oferta es suficiente, según han informado fuentes de Moncloa. La propuesta anterior implicaba una pérdida de 20.000 millones de euros para España.

La última propuesta incluye además un fondo especial de 1.000 millones de euros para Grecia y un cheque de un valor similar para Portugal.

 

La propuesta

El presidente del Consejo Europeo, el belga Herman van Rompuy, mantuvo su propuesta de recorte de esas cifras en 80.000 millones de euros, pero en aras de facilitar el consenso en estas complicadas negociaciones limitó su impacto en las partidas de agricultura y cohesión, consideradas claves por algunos de sus principales receptores como es el caso de España.

Van Rompuy planteó aumentar en 11.000 millones de euros la partida destinada a los fondos de cohesión y en 7.700 millones la de agricultura, informaron fuentes diplomáticas.

También modificó, en este caso a la baja, su propuesta en la partida presupuestaria de competitividad para crecimiento y empleo en 13.000 millones de euros, que afectarán, entre otros, al programa "Connecting Europe", que es el instrumento de financiación para infraestructuras de transportes, energía y telecomunicaciones y al que le reducen 5.000 millones de euros.

En la partida de seguridad y ciudadanía, Van Rompuy propone ahora una reducción de 1.600 millones, mientras que en la de Europa global, que reúne las rúbricas de Asuntos Exteriores y ayuda al desarrollo, entre otras, contaría con 5.500 millones menos.

La nueva propuesta del presidente del Consejo Europeo no cambia la partida para gastos administrativos y de personal.

"Están lejos del acuerdo"

Tras suspender la sesión, el presidente del Parlamento Europeo (PE), el alemán Martin Schulz, señaló en conferencia de prensa que las opiniones de los países receptores de los fondos de cohesión y agricultura y la de los contribuyentes netos están "tan lejos que va a ser difícil lograr un acuerdo".

"Realmente no veo donde tender un puente entre las dos posturas", agregó el presidente de la Eurocámara, que poco antes advirtió a los Veintisiete de que si aumentan los recortes al presupuesto para 2014-2020, la Eurocámara no aprobará las cuentas.

"Queremos que negocien un compromiso razonable. Si fracasan en ello, el Parlamento Europeo no aprobará el plan plurianual porque algunos Estados miembros intentan utilizar estas negociaciones para alterar la naturaleza misma de la Unión Europea" (UE), dijo Schulz.

La aprobación de las cuentas comunitarias tiene que realizarse por la unanimidad de los Estados miembros y ser aprobada por el Parlamento Europeo. Schulz recordó a los Veintisiete que el 94 % del presupuesto comunitario se canaliza directamente en favor de los Estados miembros y les subrayó que los recortes que apliquen, "que quede claro, son recortes reales que afectarán a los europeos". 

Ambiente pesimista

Los Jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea (UE) iniciaron su cumbre extraordinaria para negociar el presupuesto plurianual para 2014-2020 en un ambiente de profundo pesimismo y marcadas divergencias. 

La reunión comenzó  con más de tres horas de retraso sobre la agenda inicial debido a que se prolongaron los encuentros bilaterales por los presidentes del Consejo, Herman Van Rompuy y de la Comisión Europea (CE), José Manuel Durao Barroso, con cada uno de los Veintisiete.

El presupuesto comunitario para los próximos siete años se sitúa en torno a 1 billón de euros, sobre los que hay una propuesta inicial de recorte de 80.000 millones de euros, que es rechazada por excesiva por un grupo de países, mientras que otros la consideran escasa como Reino Unido, Suecia u Holanda, entre otros.

Etiquetas