Despliega el menú
Economía
Suscríbete

Economía Aragonesa

En Aragón hay 38.359 parados de más de 45 años con mucho que aportar

La revista Economía Aragonesa, que edita Ibercaja, explica qué ofrece y qué necesita este colectivo.

Los parados de más de 45 años en Aragón integran un colectivo de profesionales formado, comprometido, con sentido común y con numerosas habilidades adquiridas con la experiencia, por lo que "es una pena" que las empresas los descarten en los procesos de selección basándose únicamente en su fecha de nacimiento. 

Así de contundente se ha mostrado Sergio Ibáñez, técnico de Empleo de la Cámara de Comercio e Industria de Zaragoza, autor del artículo 'Personas desempleadas de Aragón mayores de 45 años: cómo son, qué ofrecen y qué necesitan', incluido en el número 48 de la revista Economía Aragonesa, que edita Ibercaja, en la rueda de prensa de presentación de la publicación.

Los parados mayores de 45 años en Aragón alcanzan la cifra de 38.359 personas, un 36,7 por ciento de los desempleados, y para Ibáñez, es básico tener en cuenta que personas con esta edad se encuentran en la mitad de su vida laboral y todavía tienen mucho que aportar a la sociedad, sobre todo porque atesoran experiencia, contactos, sentido común, compromiso y otras cualidades que solo los muchos años de trabajo aportan.

Además, ha insistido en que no se podrá salir de la crisis si no se cuenta con este colectivo, en el que también se incluyen mujeres que tienen dos obstáculos añadidos en la búsqueda de empleo: que muchas de ellas carecen de experiencia previa en el mundo laboral y que otras están obligadas a buscar un puesto de trabajo al quedar sus maridos en paro.

Lamentablemente, son personas que de entrada una empresa va a descartar si tiene en cuenta su fecha de nacimiento, por prejuicios que tienen los empleadores sobre este colectivo como es su falta de adaptación, las dificultades para ponerse a las órdenes de un jefe más joven, sus altas demandas salariales o un importante absentismo laboral.

Pero los parados mayores piensan de otra manera y consideran que lo que hay que valorar es la mentalidad para adaptarse y no la edad; el coste de oportunidad de reinsertarse de nuevo frente a altos salarios, y que el absentismo hay que combatirlo por parte de la empresa con la flexibilidad y la gestión por objetivos, una tendencia cada día más asentada en la organización del trabajo por parte de distintas compañías.

Además, el autor del artículo ha remarcado que ciertas carencias se pueden solventar con formación.

En la revista, que ya ha alcanzado su número 48, hay otros artículo interesantes y de actualidad, como 'Inteligencia Colectiva: emergencia de una mente social', un monográfico de los investigadores Alfonso Tarancón, David Íñiguez, Alejandro Rivero, Jesús Clemente, Fermín Serrano, Carlos Ullod, María Clemente y Jacobo Cano.

Los autores sostienen que la revolución digital-social-global ofrece oportunidades para nuevas profesiones y negocios y la idea de que la colaboración desde diversos puntos de vista y el uso de técnicas complementarias permiten abordar con éxito los problemas más complejos.

José Carlos Arnal, director de la Fundación Zaragoza Ciudad del Conocimiento, ha presentado su artículo 'Smart cities': oportunidad económica y desafío urbano" e insiste en que el proceso de digitalización de las actividades económicas y sociales que se ha producido en las dos últimas décadas tiene ahora como escenario preferente el de las ciudades y la gestión urbana.

A su juicio, en este ámbito hay "muchas cuestiones sin resolver" por lo que en el futuro será un reto para las ciudades redefinir cómo se prestan los servicios públicos o cómo evoluciona la relación con los usuarios.

Etiquetas