Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Reunión del Eurogrupo

Bruselas y el BCE reclaman más ajustes a España

Tanto el BCE como la Comisión han dicho este viernes que corresponde a España decidir si solicita el rescate.

Otr Press. Bruselas Actualizada 14/09/2012 a las 19:48
0 Comentarios

Tanto el Banco Central Europeo (BCE) como la Comisión han dicho este viernes que corresponde a España decidir si solicita el rescate para reducir sus costes de financiación y han pedido al Gobierno que prosiga con los ajustes y las reformas. En el caso de que el país solicitara la intervención del BCE, ésta no sería un "rescate pleno", según el representante de la CE en España, Francisco Fonseca Morillo.

"No nos corresponde a nosotros decidir. Es el Gobierno español el que debe elegir qué vía quiere seguir a la hora de continuar su programa de reformas", ha dicho el representante alemán en el directorio del BCE, Jrg Asmussen, al ser preguntado por la ayuda que España debería pedir. "Han hecho considerables progresos pero, especialmente en el sector financiero, todavía quedan cosas pendientes. Si quieren hacer una solicitud y el tipo de solicitud, queda totalmente a su discreción", ha señalado el representante del BCE.

Asmussen ha recordado que, las dos condiciones para la activación del programa de compra ilimitada de deuda, son la solicitud de ayuda al fondo de rescate de la UE y la implicación del Fondo Monetario Internacional (FMI) para definir los ajustes a cambio de la ayuda.

También se ha pronunciado al respecto el vicepresidente de la Comisión y responsable de Asuntos Económicos, Olli Rehn, quien ha subrayado que "es esencial que España mantenga el impulso en política presupuestaria y reformas estructurales".

"Por lo que se refiere a la cuestión de un posible programa adicional, aparte del dedicado al sector bancario, no hay ninguna petición. Lo único que quiero decir es que el marco de condiciones está ahora bien definido y conocido, tanto por lo que se refiere al mecanismo europeo de estabilidad como al BCE", se ha limitado a agregar.

Ante esta posibilidad, el director de la representación en España de la Comisión Europea (CE), Francisco Fonseca Morillo, ha asegurado que si el país pide la intervención económica del BCE, "al margen de la que ya se ha iniciado con los bancos, no va a ser un rescate pleno como el portugués, el griego o el irlandés".

En declaraciones a Onda Cero recogidas por Europa Press, Fonseca ha dicho que es "optimista". "Las tensiones de los mercados han aflojado mucho, los inversores han visto que hay una decisión política para que esto no desbarre mucho mas, y en función de eso ya veremos", ha añadido el representante de la CE.

No hay nuevo rescate 

Según aseguraba este viernes el diario económico holandés Het Financieele Dagblad, el BCE y el FMI estarían preparando un rescate de 300.000 millones para España que implicará una estricta supervisión por parte del organismo dirigido por Christine Lagarde para garantizar que el Gobierno de Mariano Rajoy cumpliera los ajustes comprometidos.

Las negociaciones estarían siendo dirigidas por el presidente del BCE, Mario Draghi, el representante alemán en el directorio de la entidad, Jrg Asmussen, la propia Lagarde y su segundo David Lipton, aseguraba el rotativo, que citaba a fuentes bien informadas sobre las conversaciones.

Sin embargo, Lagarde ha negado que esté negociando tal rescate. "Sé que ha habido especulaciones en el sentido de que el presidente Draghi y yo misma mantenemos negociaciones en profundidad. Puedo garantizar que no es así", ha subrayado.

"Las autoridades españolas han estado adoptando reformas muy enérgicas y de gran alcance que debe continuar aplicándose", ha dicho Lagarde en rueda de prensa tras participar en la reunión informal del Eurogrupo.

Al hilo, el ministro de Economía, Luis de Guindos ha negado que, el nuevo plan de reformas que aprobará el Gobierno el 27 de septiembre, sea el primer paso para solicitar el rescate y desencadenar así la compra masiva de deuda por parte del BCE.

"No hay ninguna relación" entre las nuevas reformas y la posible solicitud de ayuda, ha asegurado el ministro. "Tampoco es la misión" del nuevo plan español facilitar que el BCE pueda comprar deuda.

Draghi ve ya "efectos positivos" del nuevo programa del BCE 

El presidente del BCE, Mario Draghi, ha dicho este viernes que ve ya "efectos positivos" del programa de compra ilimitada de deuda anunciado la semana pasada por la autoridad monetaria, aunque ha avisado de que "todavía queda mucho camino por recorrer".

Draghi ha vuelto a resaltar, en rueda de prensa al término de la reunión informal del Eurogrupo, que la activación de este programa estará sujeta a "condiciones estrictas y eficaces" y que su único objetivo es "reparar los mecanismos de transmisión de la política monetaria".

A su juicio, la mejora de la situación no se debe únicamente al programa de compra de bonos, sino también a las mejoras en la gobernanza de la eurozona y a los "progresos significativos a nivel nacional aplicado políticas económicas adecuadas en todos los países de la eurozona".

Asimismo, Draghi se ha mostrado dispuesto a comparecer en el Parlamento de Alemania si es necesario para explicar las recientes decisiones de la entidad y aplacar así las críticas vertidas por la prensa y distintas instituciones germanas, incluído el propio Bundesbank.

"Si el Bundestag me invitara, estaría encantado de acudir", señala Draghi en una entrevista concedida al diario alemán 'Sueddeutsche Zeitung'. "Sería una buena oportunidad de explicar lo que estamos haciendo", añade.

El reciente anuncio del BCE de un nuevo programa de compra de deuda soberana de los países en apuros de la eurozona desató las iras de los sectores más ortodoxos de la esfera política y económica germana, que consideran que esta medida abre la puerta a la financiación de países, algo explícitamente prohibido por el tratado fundacional del BCE.

Por su parte, el expresidente del BCE, Jean Claude Trichet, ha respaldado este nuevo programa ya que es una medida "en línea con la gravedad de la situación" de la que todo el mundo es consciente.

Durante su intervención en Alumni Forum 2012 de IE Business School, Trichet señaló que el programa de Transferencias Monetarias Directas cumple las condiciones que en su opinión deben darse para que el banco central ponga en marcha medidas extraordinarias.

Una de esas condiciones es que estos programas tienen que estar hechos a la medida para evitar alteraciones en los mercados y no obstaculizar la estabilidad de precios, por lo que no pueden estar "sobredimensionadas" y se debe sopesar antes su alcance.

Además, deben ir acompañadas de paquetes de medidas lo más eficaces posibles a nivel europeo para abordar los desequilibrios y otros problemas económicos, así como de "mensajes claros y nada ambiguos".

Trichet rehusó dar más detalles sobre el programa pero recordó que en el anterior programa de compra de bonos puesto en marcha durante su mandato tampoco se puso un límite previo.

En su opinión, desde que se inicio el anterior programa de compra de deuda, denominada SMP, la situación ha cambiado y la postura de los gobiernos europeos es distintas, ya que por ejemplo han permitido que el fondo de rescate compre deuda de los países con problemas.
Más información




Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo