Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Rescate

España deberá pedir un rescate si quiere utilizar el excedente de los fondos para la banca

El representante alemán en el BCE, Jorg Asmussen, defiende la compra de bonos soberanos en paralelo con las que realicen los mecanismos de rescate.

Otr/Press. Madrid Actualizada 20/08/2012 a las 21:36
0 Comentarios

El Gobierno español, si quiere comprar bonos de deuda soberana, deberá solicitar un segundo rescate al Eurogrupo, y así poder utilizar el excedente del préstamo de hasta 100.000 euros para la banca pactado el pasado 20 de julio, algo que el representante de Alemania en el BCE Asmussen ha calificado de "bueno" porque supondrá actuar "en paralelo" con los mecanismos de rescate europeos.

Fuentes del Ejecutivo comunitario han explicado el excedente de 40.000 millones de euros del préstamo de hasta 100.000 millones "no está reservado para España", sino que la entidad emisora, el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera, podrá disponer de él "como crea apropiado".

El rescate a la banca española "no implica que los 100.000 millones están apartados para España para que lo utilicen como quieran más o menos y que si el sector bancario de España sólo requiere 60.000 o 70.000 millones entonces los restantes 30.000 o 40.000 millones se reserven para que los utilice España", según las mismas fuentes. "Este no es el caso", han recalcado.

En cuanto al segundo rescate que tendría que solicitar el Gobierno español, "la gestión de los desembolsos" se pueden hacer entre el mecanismo de Facilidad Europea de Estabilidad Financiera (EFSF) y España "bajo el mismo acuerdo", han afirmado las mismas fuentes.

Por otro lado, el Mecanismo Europeo de Estabilidad Financiera (MEDE), el mecanismo permanente de rescate del Eurogrupo, desembolsaría el rescate a la banca española si estuviera ya en vigor, y no sería asumido por el EFSF, mecanismo temporal.

En cualquier caso, el MEDE no asumirá el estatus de acreedor preferente en caso de impago de los préstamos bancarios, dentro de este primer rescate solicitado por España.

El vicepresidente de la Comisión Europea (CE) y responsable de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, aseguró la semana pasada que la UE y el BCE están dispuestos a ayudar a España "una vez se cumplan ciertas condiciones", como la petición "para entrar en un programa de compra en el mercado primario".

"Sería bueno solicitar la intervención"
Jorg Asmussen, representante alemán en el BCE, ha afirmado que la institución bancaria no repetirá los errores del pasado y actuará siempre "en paralelo" con las compras de deuda que acometan los mecanismos de rescate.

En declaraciones al diario alemán 'Frankfurter Rundschau', Asmussen ha resaltado que el 'Guardián del euro' sólo intervendrá cuando los Gobiernos interesados hayan pedido la activación de los fondos de rescate, el FEEF o el MEDE, lo que conlleva una "exhaustiva condicionalidad".

"En mi opinión, sería bueno solicitar la intervención en el mercado primario del FEEF/MEDE antes de que el BCE actúe", indicó el ejecutivo alemán.

El ejecutivo alemán ha añadido otra condición: antes de que el BCE, institución dirigida por Mario Draghi, compre deuda de un país comunitario, contará con la "total independencia sobre cuándo y cómo se adquieren los bonos en el mercado secundario".

El alemán cuenta con que este nuevo plan de actuación sea más exitoso que las intervenciones pasadas "con Italia el verano pasado", tras lo que "desafortunadamente" no se tomaron las medidas para paliar dicha actuación.

El Bundesbank, crítico con la posible compra de deuda del BCE 
Sin embargo, el Bundesbank no comparte las declaraciones de su compatriota Asmussen, y en su boletín mensual se ha mostrado "crítico" con la entidad que dirige Mario Draghi.

La institución que dirige Jens Weidmann ha alertado al BCE de "los considerables riesgos" de las compras selectivas de bonos soberanos en los mercados de deuda para "la estabilidad".

Asimismo, el banco germano reitera que la posibilidad de mutualizar los riesgos de solvencia de la deuda corresponde a las políticas fiscales decididas por los parlamentos de cada país, sin trasladarse al balance de los bancos centrales.

El BCE acumula ya 23 semanas sin comprar bonos soberanos de la eurozona, situándose el importe del programa de compra de deuda soberana en 211.500 millones de euros.

El BCE celebrará el martes una operación de drenaje de liquidez para neutralizar el impacto en los mercados de estas compras, para lo que ofrecerá depósitos a una semana al 1% a las entidades de la eurozona.

La salida de Grecia del Euro, "manejable" según Asmussen 
Por otro lado, Asmussen ha defendido que una hipotética salida del euro por parte de Grecia "sería manejable", aunque ha subrayado que su postura es favorable a que el país heleno permanezca en el seno de la Eurozona.

"Mi clara preferencia es que Grecia permanezca en la zona euro", ha recalcado el alemán, además de añadir "en segundo lugar", que "es Grecia la que tiene que asegurar esto", mientras que "en tercer lugar, la salida de Grecia sería manejable".

No obstante, Asmussen ha matizado que, a pesar de que la Eurozona está mejor equipada para hacer frente a esta situación, el riesgo de contagio a países con el mismo peligro, como España o Italia, no ha sido eliminado totalmente.

"No podemos saber con exactitud qué pasaría al día siguiente de que un país saliera", ha afirmado el ejecutivo bancario, "*Se trataría de la primera ficha del dominó en caer o se habría soltado el lastre?", añade.




Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo