Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Tribunales

El TS obliga a readmitir a un trabajador al que se le colocó un GPS estando de baja

La empresa contrató a un detective que descubrió que el empleado cargaba la compra del supermercado en su vehículo pese a estar incapacitado.

Europa Press. Madrid Actualizada 15/08/2012 a las 11:54
8 Comentarios

El Tribunal Supremo ha confirmado una sentencia que obliga a una empresa a readmitir a un trabajador al que instaló un GPS en su coche particular para comprobar si realizaba actividades incompatibles con su situación de incapacidad temporal.

La Sala de lo Social considera que la empresa vulneró su derecho a la intimidad por colocar el dispositivo de control de manera permanente en un bien que era propiedad del empleado y hacerlo en "contra de su voluntad".

La sentencia, de la que ha sido ponente el magistrado Aurelio Desdentado, recalca que la compañía se excedió al llevar a cabo una forma de control que no guardaba proporcionalidad con los derechos fundamentales que estaban en juego.

El alto tribunal desestima así el recurso que presentó una empresa de Bilbao contra la sentencia del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco que confirmaba la resolución dictada anteriormente por un juzgado de Bilbao.

Este juzgado había ordenado que la compañía readmitiera al empleado y le abonara los salarios dejados de percibir desde la fecha del despido, a razón de 140,18 euros al día.

Un dolor en el brazo 

Según el relato de hechos probados, Joaquín I. trabajaba desde 1976 como ayudante de obra y su trabajo consistía en desplazarse a bordo del vehículo de la empresa o a pie para controlar el trabajo que llevaba a cabo el personal que se encontraba bajo su responsabilidad.

El 17 de junio de 2010, el trabajador inició un proceso de incapacidad temporal por una enfermedad común. A pesar de que se le diagnosticó "dolor de brazo", la empresa descubrió que conducía su vehículo particular y realizaba "esfuerzos físicos" durante el tiempo en que permaneció de baja.

La empresa contrató un detective privado que colocó un localizador GPS en el vehículo particular de Joaquín para obtener esta información. Así que un mes después le comunicó en un burofax que estaba despedido por la "transgresión de la buena fe contractual, el abuso de confianza en el desempeño del trabajo y el incumplimiento grave, culpable, voluntario e intencionado" del Estatuto de los Trabajadores.

La compañía argumentó que el empleado había conducido su vehículo de forma diaria, durante varias horas al día y circulando algunas distancias "considerables", y concretó las fechas y lugares de destino de los desplazamientos.

Conducción de madrugada

En el burofax explicó que el trabajador fue visto de madrugada conduciendo desde una sociedad recreativa de Deusto y que se le descubrió en otras ocasiones realizando "diferentes esfuerzos físicos" cuando cargaba la compra del supermercado.

Un día se le observó haciendo "un gran esfuerzo" al transportar equipajes de viaje, mientras su acompañante trasladaba en sus manos "una pequeña bolsa de plástico".

Así las cosas, la empresa le comunicó su despido, pero el juzgado de lo Social número 4 de Bilbao lo declaró nulo porque se fundamentaba en datos obtenidos con vulneración del derecho fundamental a la intimidad en relación con los derechos a la libertad de circulación y a la tutela judicial efectiva.





  • julio7016/08/12 00:00
    Para carlos. Me gustaria saber si se te ocurre alguna manera de acabar con el fraude de bajas laborales falsas sin investigar a los sospechosos. Igual prefieres esperar a que al individuo le entren unas ganas irresistibles de trabajar....aunque me imagino que de baja se encuentra muy bien... Cuando se investiga a alguien es que hay sospechas de fraude. Ya te digo que si sabes alguna manera de acabar con el fraude nos la comuniques....
  • carlos15/08/12 00:00
    El juez no puede entrar a valorar si los datos eran verdaderos o ficticios. No lo sabemos. El juez no juzga esto, lo que juzga es si los medios son lícitos o no. Parece que julio70 y juanPA están dispuestos a ser espiados por sus empresas sin ningún problema. Yo no, espero que otros jueces así lo consideren. Por cierto, que tras gastarse un pastizal en la investigación, había que ahorrar por algún otro lado y 140 euros diarios no son moco de pavo.
  • aibaesavaka15/08/12 00:00
    Viva el choriceo nacional, al sinvergüenza premio, asi nos va.
  • julio7015/08/12 00:00
    Vamos a ver!!!!!!!!! Cuando en este p....pais se va a perseguir el FRAUDE Y LA ESTAFA como un delito. muy grave!!!!!!!!!! Ahora a este señorito a seguir manteniendolo entre todos porque ni le gusta trabajar. MANO DURA YA!!!!! Y al juez que cambie de trabajo porque para defender a ladrones no lo queremos!!!!!!!!
  • Claro,Claro15/08/12 00:00
    De acuerdo,se vulneró el derecho a su intimidad, y ese delito debe castigarse. Pero tambien se probó que este señor cometia un fraude... dado que si podñia hacer esfuerzos y el motivo de su baja era ficticio, luego tambien debería catigarsele. Ahora vendra alguien diciendo que las pruebas eran 'fruto de un arbol envenenado' y por tanto, no admisibles. Y de nuevo... otro fraude sin castigar, como el caso Gurtel
  • Un currante honrado15/08/12 00:00
    Carlos, se nota que tu eres un profesional de la baja.
  • Fernando15/08/12 00:00
    Pues si esto es cierto, ¡la que le va a caer al dívar!
  • JuanPA15/08/12 00:00
    Que poca vergüenza la de este individuo; la de los jueces que permiten este chantaje y sobre todo la de los políticos que dan el visto bueno.......... Por algo será.


Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo