Despliega el menú
Economía

Auditorías independientes

La banca necesitará hasta 62.000 millones para sanearse

Según los resultados publicados de las pruebas de estrés realizadas por las consultoras Roland Berger y Oliver Wyman, la banca española podría necesitar entre 51.000 y 62.000 millones de euros para sanearse.

La banca española necesita entre 51.000 y 62.000 millones de euros para encarar una caída acumulada del PIB del 6,5 % hasta 2014, según los resultados las pruebas de estrés realizadas por las consultoras Roland Berger y Oliver Wyman.

En rueda de prensa en el Ministerio de Economía, el subgobernador del Banco de España, Fernando Restoy, ha desvelado esta horquilla y ha incidido en quela ayuda europea de hasta 100.000 millones de euros será más que suficiente.

Estamos hablando de cifras manejables, ha añadido el secretario de Estado de Economía, Fernando Jiménez Latorre.

Según las estimaciones de Roland Berger, en el escenario más adverso, el grueso del sistema financiero español -14 entidades- necesita unos 51.800 millones, mientras que para Oliver Wyman harán falta entre 51.000 y 62.000 millones de euros.

Todo ello para mantener una ratio de capital de al menos un 6% en una hipótesis en la que la caída acumulada del PIB sea del 6,5% hasta 2014, frente al 5,4% del ejercicio realizado recientemente por el FMI.

En ese escenario, el precio de la vivienda caería un 26,4% (frente al 23,5% del FMI), con lo que desde el punto máximo de la burbuja se desplomarían entre un 55% y un 60%, y el del suelo, entre un 85 y un 90%.

Entidades intervenidas

Las tres principales conclusiones del estudio, a juicio de Restoy, son que todo parece apuntar a que las necesidades de capital se van a concentrar en entidades que están participadas por el FROB, como Bankia, CatalunyaCaixa, Novagalicia y Banco de Valencia.

Las entidades de mayor tamaño, Banco Santander, BBVA y CaixaBank, no necesitarán capital adicional, mientras que un tercer grupo, en el que podría haber siete entidades, podría conseguirlo por sus propios medios o con algún tipo de ayuda pública "moderada".

Tras las pruebas de estrés, el 31 de julio se conocerá la auditoría a la banca española encargada a PwC, KPMG, Ernst &Young y Deloitte.

Planes de recapitalización

Adicionalmente, se iniciará un nuevo ejercicio que terminará en septiembre para afinar las necesidades de capital de las entidades con déficit en el escenario de estrés y ello servirá para tener las necesidades exactas de capital con la información individualizada.

Eso obligará a las entidades a presentar sus planes de recapitalización y, en el caso de que aspiren a lograrlo por sí solas, tendrán nueve meses para ello.

Por eso, tanto para Restoy como para Jiménez Latorre, el núcleo del sector financiero español responde con capacidad de resistencia a escenarios macroeconómicos tan adversos como el que se ha considerado ylos 100.000 millones de euros disponibles dan un margen "amplísimo".

Etiquetas