Despliega el menú
Economía
Suscríbete

494 puntos

La prima de riesgo marca un nuevo máximo histórico

La Bolsa ha resistido los 6.500 puntos con una ligera subida del 0,13%, pero la prima de riesgo ha marcado 494 puntos.

La bolsa de Madrid, este miércoles
El Ibex se desploma a media sesión
EFE

El temor a que Grecia abandone el euro, unido a las dudas sobre la solvencia del sector financiero español, han disparado hoy la prima de riesgo a su máximo histórico desde la llegada del euro, mientras la bolsa nacional lograba repuntar un 0,13 %.

La prima de riesgo, que expresa el sobrecoste que exigen los inversores por adquirir deuda española en lugar de alemana, ha sumado 17 puntos básicos, hasta cerrar en 494, su máximo desde que España entró en el euro.

El riesgo país español se ha disparado esta tarde al conocerse unas declaraciones del presidente de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas, en las que pedía un mecanismo para "mutualizar" la deuda de las comunidades autónomas ante sus problemas para financiarse, aspecto al que después le ha restado importancia la Generalitat.

Sin embargo, el principal problema de los mercados de deuda desde hace semanas es el miedo a una hipotética salida de Grecia del euro, algo que es "perfectamente posible" si en las elecciones de junio no se ratifican los compromisos adquiridos con Bruselas, según el equipo de analistas de Bankinter.

La cumbre informal para debatir el crecimiento se saldó sin grandes compromisos, pero las llamadas a una mayor intervención más activa del Banco Central Europeo (BCE) se repiten con creciente intensidad tanto en el ámbito político como en los mercados.

A la difícil situación política hay que añadir el deterioro de la actividad económica en la zona del euro, que ha registrado en mayo el declive más rápido de los últimos tres años. Esta incertidumbre ha desplomado la cotización del euro -que se situaba en torno a los 1,25 dólares poco antes del cierre de hoy- y la rentabilidad del bono alemán, el valor refugio por excelencia, que cerraba en el 1,37 %, un nuevo mínimo histórico.

Al mismo tiempo, la rentabilidad del bono español a diez años alcanzaba el 6,31 % al cierre de hoy, a pesar de que la demanda de deuda en las últimas subastas del Tesoro ha sido elevada.

En la bolsa pesaban también los rumores de que la agencia de medición de riesgos Standard & Poor's podría rebajar en las próximas horas la calificación crediticia de las entidades financieras españolas, algo que solo ha afectado a la cotización de la banca mediana.

El principal indicador español, el IBEX 35, terminaba hoy en 6.543 puntos, con unas pérdidas anuales del 23,62 %, tras cerrar con una caída del 0,36 %, en una semana que ha estado marcada por la volatilidad.

La evolución bursátil también se veía afectada por la ralentización de la concesión de créditos en China, prueba del menor crecimiento económico del país, y por la caída del 0,69 % de Telefónica, el mayor valor del IBEX, después de sufrir una rebaja en su calificación crediticia. El resto de grandes valores ha anotado ganancias: Repsol YPF ha subido un 0,51 %; Banco Santander, el 0,24 %; Iberdrola, el 0,15 %, y BBVA, el 0,02 %.

Con Bankia suspendida a la espera de conocer su plan de viabilidad, Sacyr Vallehermoso ha protagonizado las subidas del IBEX, al repuntar un 5,45 %, seguido de Abengoa (4,34 %), Mediaset (4,11 %) y ACS (3,22 %).

En cambio, las mayores pérdidas han sido para Indra, Banco Popular e IAG, que han caído un 2,47 %, un 2,16 % y un 0,98 %, respectivamente.

A pesar de la apertura bajista de Wall Street, todas las grandes bolsas europeas han terminado la sesión en positivo: Fráncfort ha subido un 0,38 %; Milán, un 0,36 %; París, un 0,32 %, y Londres, el 0,03 %.

Etiquetas