Despliega el menú
Economía
Suscríbete

Subasta del Tesoro

España coloca 2.525 millones y sube una décima su interés

Pese a la subida de la rentabilidad, la puja de ha situado el interés de las letras a tres y seis meses en niveles inferiores a los que se pagaron en enero.

El Tesoro Público ha colocado 2.525 millones de euros en letras a tres y seis meses, el importe máximo previsto para la emisión, y ha subido apenas una décima el interés de ambas denominaciones.

En total, el Tesoro ha colocado 1.505,40 millones de euros en letras a tres meses con una rentabilidad del 0,879 %, por encima del 0,72 % precedente, y 1.020,58 millones de euros a seis meses por las que ha pagado un 1,793 %, desde el 1,628 % anterior.

Pese a la subida de la rentabilidad, la puja de ha situado el interés de las letras a tres y seis meses en niveles inferiores a los que se pagaron en enero.

Además, la demanda de las entidades ha superado los 10.300 millones de euros, con lo que el ratio de cobertura, o proporción entre la demanda y el importe finalmente adjudicado, ha sido muy elevado, de más de cuatro veces.

Se trataba de la primera emisión del Tesoro después de que el Gobierno elevara el viernes la previsión de déficit para este año hasta el 8,9 % desde el 8,5 % previsto inicialmente, y se ha celebrado después de varios días en los que el mercado de deuda soberana acusara las dudas sobre la permanencia de Grecia en la zona del euro.

Sin embargo, tras permanecer durante varias sesiones cerca de los 500 puntos básicos, el diferencial entre el bono español a diez años y el alemán del mismo plazo, que permite medir el riesgo país, amanecía en 486 puntos básicos y se reducía después hasta rozar 460.

La rentabilidad del bono español a diez años caía al 6,1 % tras superar en las jornadas precedentes el 6,3 %, en tanto que el rendimiento del bono germano se situaba en el 1,45 %.

A la espera de lo que ocurra el miércoles en la cumbre europea sobre crecimiento, el apoyo explícito del presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, a la gestión del Gobierno español relajaba el mercado de deuda y contribuía a dinamizar el de renta variable.

El presidente estadounidense pidió el lunes, en línea con el presidente del Gobierno español, una política monetaria que respalde las "duras" políticas que están poniendo en marcha países como España e Italia

Etiquetas