Despliega el menú
Economía
Suscríbete

Concentración de CSIF

Cien delegados sindicales, contra la reforma laboral en Zaragoza

El sindicato ha iniciado esta mañana una campaña de movilizaciones que le ha llevado hasta la Delegación del Gobierno en Aragón.

Manifestación esta mañana del CSIF
csif
CSIF

Con una concentración ante la Delegación del Gobierno en Aragón a la que ha asistido un centenar de delegados sindicales, CSI·F ha iniciado a las 11.30 de esta mañana una campaña de movilizaciones en contra de la reforma laboral impuesta por el Gobierno "sin negociación previa y sin contar con el necesario consenso parlamentario ni social", ha indicado el sindicato.

CSI·F, ha mantenido durante las últimas semanas diversas reuniones con los distintos grupos parlamentarios del Congreso en un intento de conseguir modificar la reforma laboral. "Una vez agotada esta vía sin que, hasta la fecha, se hayan conseguido avances significativos, el sindicato ha decidido dar un paso más en la defensa de los trabajadores", han apuntado. Por este motivo, han iniciado una campaña de movilizaciones para trasladar a la opinión pública y a los responsables políticos su firme oposición a cualquier reforma laboral impuesta.

"Esta reforma laboral no generará empleo ni facilitará la salida de la crisis en la que nos encontramos inmersos", han opinado. Además según el sindicato, esta reforma "recorta los derechos de los trabajadores, abaratando el despido y permitiendo a los empresarios y a la propia Administración el cambio de las condiciones laborales de los trabajadores, sin previa negociación". Además, "inclina las relaciones laborales del lado empresarial, facilitando la imposición en contra de la negociación, y hace posible el despido de laborales de la Administración por cuestiones presupuestarias u organizativas", han valorado.

Por estos motivos, CSI·F ha anunciado que seguirá defendiendo, a través de la negociación y de la movilización, la consolidación de los derechos "conseguidos por los trabajadores a lo largo de los años, no consintiendo unas relaciones laborales impuestas ni por empresarios ni por el Gobierno".

Además, el sindicato ha explicado que no asumirá que un empleado público, que ha obtenido su puesto de trabajo por un proceso selectivo, pueda perderlo y ser despedido por una decisión política, "en un claro menosprecio de uno de los pilares básicos de la independencia en la Administración Pública".

Etiquetas