Despliega el menú
Economía
Suscríbete

Crisis política

Los países de la eurozona retienen 1.000 millones del rescate a Grecia

El fondo de rescate pagará este jueves 4.200 millones de los 5.200 comprometidos.

El líder de la coalición de izquierda, Alexis Tsipras, habla con el líder del PASOK, Evangelos Venizelos.
Los países de la eurozona retienen 1.000 millones del rescate a Grecia
EFE

Los países de la eurozona han acordado este miércoles retener 1.000 millones del rescate a Grecia en plena crisis política en el país por los resultados de las elecciones del pasado domingo, en las que los partidos que apoyan el plan de ajuste pactado con la UE y el Fondo Monetario Internacional (FMI) quedaron en minoría.

El consejo de directores del fondo de rescate de la UE ha aprobado pagar a Grecia un total de 4.200 millones de euros, en lugar de los 5.200 millones previstos en este tramo. El dinero se desembolsará este jueves 10 de mayo. "Los restantes 1.000 millones no se necesitan antes de junio y se desembolsarán dependiendo de las necesidades de financiación de Grecia", ha anunciado el fondo de rescate en un comunicado.

A lo largo de la tarde del miércoles se había especulado con la posibilidad de que los países de la eurozona decidieran congelar todo el tramo de 5.200 millones de euros como medida de presión a los partidos políticos griegos. Finalmente, el fondo de rescate ha optado por una vía intermedia para que Atenas pueda garantizar sus pagos inminentes.

"Como con los pagos previos a Grecia, el Fondo Europeo de Estabilidad financiera transferirá los 4.200 millones de euros a una cuenta separada que se usará para los pagos del servicio de la deuda", explica el comunidado.

Diversos responsables europeos, entre ellos el presidente de la Comisión, José Manuel Durao Barroso, o el ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schuble, han pedido este miércoles a los partidos políticos griegos que formen un Gobierno de coalición que cumpla los compromisos con la UE y han avisado de que cualquier alternativa sería peor.

De hecho, Schuble ha dejado claro que si Grecia no quiere mantenerse en el euro, la UE no puede forzarle y ha dicho que no hay ningún 'plan B' y que la decisión corresponde a Atenas.

Etiquetas