Despliega el menú
Economía
Suscríbete

Objetivo de déficit

Bruselas admite cierto margen para los países en dificultades

El comisario de Asuntos Económicos recalcó que para países como España la clave para recuperar la confianza reside en aplicar reformas inmediatas.

El comisario europeo de Asuntos Económicos, Olli Rehn
Bruselas admite que puede darse cierto margen a los países en dificultades
EFE

La Comisión Europea admitió que el Pacto de Estabilidad y Crecimiento (PEC) permite introducir cierto margen a medio plazo para los países que se encuentren en dificultades económicas, pero rehusó aclarar si dará más tiempo a España para cumplir sus objetivos de déficit.

"El PEC no solo permite sino que recomienda la diferenciación entre Estados miembros de acuerdo con su espacio fiscal y sus condiciones económicas", afirmó el comisario europeo de Asuntos Económicos, Olli Rehn, en rueda de prensa.

Rehn recalcó, no obstante, que para países presionados por los mercados como España la clave para recuperar la confianza reside en abordar los retos fiscales y aplicar reformas estructurales inmediatas.

"Es muy importante que todos los Estados miembros respeten las decisiones tomadas por ellos mismos en el Ecofin", añadió el comisario, y explicó que esto implica que aquellos con mayor espacio fiscal "deberían dejar funcionar completamente sus estabilizadores automáticos".

Los más vulnerables, como España, por el contrario, "deben abordar sus retos fiscales como parte de las medidas para reconstruir la confianza", insistió.

Rehn precisó que en esencia el camino hacia sostenibilidad económica a medio plazo pasa por reformas estructurales inmediatas y la estabilidad financiera.

"Para España la clave para reforzar la confianza es abordar los retos financieros especialmente los problemas de las cajas de ahorro, y en el gasto regional, así como continuar las reformas estructurales", incidió.

Rehn no quiso especificar si se dará un año más a España para cumplir su objetivo de déficit -en la actualidad los compromisos son llegar al 5,3 % del PIB este año y al 3 % el próximo-, pero dijo que tendría más datos al respecto el próximo viernes, cuando la CE presenta las previsiones económicas de primavera.

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, que compareció junto a Rehn, reconoció que se necesitan "ajustes muy precisos", así como tener en cuenta la situación de cada país, si bien hizo hincapié en que no hay alternativa a la consolidación y las reformas estructurales.

"Nunca hemos dicho que hubiera soluciones milagrosas a corto plazo", sostuvo y consideró que sería "irresponsable" a los países que potencien el crecimiento aumentando su déficit porque "la consecuencia sería inmediata: pagarían tipos de interés mucho más altos".

Etiquetas