Despliega el menú
Economía
Suscríbete

Consejo de Ministros

El Gobierno subirá el IVA, pero la economía no creará empleo hasta 2014

El Gobierno prevé que el PIB crecerá un 0,2% en 2013 tras caer un 1,7% este año y De Guindos plantea reducir las cargas sobre el trabajo.

Sin noticias positivas. Así es como ha finalizado el Consejo de Ministros celebrado este viernes y en el que el Gobierno ha anunciado que tiene previsto subir los impuestos al consumo en 2013 con el objetivo de reducir el déficit público. El Ejecutivo también ha indicado que el PIB crecerá un 0,2% en 2013 después de caer un 1,7% este año, según sus previsiones incluidas en el Plan de Estabilidad que enviará a Bruselas. Unas previsiones no demasiado halagüeñas, puesto que estiman que la economía española no creará empleo hasta 2014.

Reducir el déficit y conseguir que cierre el año 2013 en el 3% del Producto Interior Bruto (PIB). Es el gran objetivo que marcado desde el Ministerio de Economía y Competitividad y por el que su titular, Luis de Guindos, ha anunciado que el Ejecutivo subirá los impuestos al consumo en 2013.

De Guindos ha explicado que el Gobierno llevará a cabo el próximo ejercicio una "modificación de la estructura impositiva en España", en el sentido de reducir los impuestos sobre el trabajo y aumentar la carga impositiva sobre el consumo cuando se inicia la recuperación económica, que es lo que demandan a España algunos organismos internacionales como el Fondo Monetario Internacional (FMI).

En concreto, el titular de la cartera de Economía y Competitividad subirá el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA), los impuestos indirectos, como los que gravan el alcohol, la gasolina o el tabaco, y reducirá las cotizaciones sociales. De esta manera, se pretende conseguir una recaudación extra de unos 8.000 millones de euros.

"Lo que estamos planteando es, en un momento en el que debemos dar el salto desde el punto de vista de la competitividad, reducir las cargas y la imposición sobre el trabajo, que en estos momentos está bastante penalizado, e incrementar la imposición del consumo, con un incremento neto de la recaudación que estaría en torno a unos 8.000 millones de euros", ha asegurado De Guindos.

Además, ha recordado que "el problema de la elevación de la imposición indirecta en entornos depresivos es que acelera la caída, por eso se hace en 2013".

En la presentación del Programa de Estabilidad 2012-2015 y del Programa Nacional de Reformas 2012, el ministro ha justificado este aumento de los impuestos al consumo en la necesidad de "dar un salto definitivo desde el punto de vista de la competitividad".

De Guindos ha explicado que el esfuerzo de consolidación fiscal en 2012 alcanzará los 30.264 millones de euros y en 2013 llegará a 19.604 millones para recortar el déficit público al 5,3% este año y al 3% el próximo ejercicio.

El Plan Nacional prevé crear cerca de dos millones de empleos

Asimismo, el Gobierno ha anunciado que prevé crear cerca de dos millones de empleos entre 2012 y 2020 gracias al Plan Nacional de Reformas, que hará crecer la economía española un punto por año en los próximos ocho ejercicios. En total aportará un crecimiento de 8,6 puntos entre 2012 y 2020.

De los dos millones de nuevos empleos previstos de aquí a 2020, 1,7 millones se crearían gracias a la reforma laboral, 96.000 empleos por la reforma financiera, 39.000 vendrían de la directiva de servicios, 71.000 saldrían de la reforma de pensiones y 18.000 de la Ley de Estabilidad, según los cálculos del Ejecutivo.

De Guindos ha detallado que los objetivos del Plan Nacional son el fomento del crecimiento y la competitividad, la lucha contra el desempleo, la reactivación del crédito, la consolidación fiscal, la mejora y eficiencia en la prestación de servicios públicos esenciales y la modernización de las administraciones públicas.

De esta manera, el texto repasa todas las medidas aprobadas hasta ahora y las que se pondrán en marcha, como la Ley de Estabilidad Presupuestaria, el Proyecto de Ley de Transparencia, las líneas ICO y el plan de pago a proveedores, la reforma educativa y la sanitaria, los cambios fiscales y los planes de ajuste de comunidades y ayuntamientos.

Además, da cuenta de la reforma laboral aprobada por el Gobierno, la del sector financiero y el plan de fomento de la Competencia, que incluye la liberalización de servicios profesionales o la garantía de la unidad de mercado, entre otras cosas.

También se incluye información sobre la reducción del número de empresas públicas y fundaciones, el plan integral de gestión del patrimonio del Estado, la racionalización y eficiencia del empleo público y del número de Ayuntamientos y la supresión de organismos duplicados.

El Plan contiene además datos sobre la reforma de la Justicia, los cambios que afectan a la Seguridad Social y las modificaciones realizadas en las televisiones autonómicas. Asimismo, incluye información sobre las medidas para fomentar la I+D, la optimización del uso e inversores en las infraestructuras y la corrección de los desequilibrios en el sector energético.

La economía española crecerá un 0,2% en 2013

Entre las previsiones del Gobierno incluidas en el cuadro macroeconómico que forma parte del Plan de Estabilidad que el Ejecutivo enviará a Bruselas, destaca la que indica que la economía española crecerá un 0,2% en 2013 tras caer un 1,7% este año. El Plan incluye previsiones para los próximos tres años, de las que se deducen que el PIB se elevará al 1,4% en 2014 y al 1,8% en 2015.

A pesar de registrar un "ligero crecimiento" el año que viene, la economía no será capaz de crear empleo, puesto que esta variable caerá un 0,4% en el conjunto del año, lo que hará que la tasa de paro cierre 2013 en el 24,2%, una décima por debajo de 2012.

En 2014, el empleo crecerá un 0,7% y la tasa de paro se reducirá al 23,4%, mientras que en 2015 la creación de puestos de trabajo se acelerará al 1%, lo que permitirá que la tasa de paro cierre en el 22,3%.

De Guindos ha asegurado que el Ejecutivo quiere ser "extremadamente prudente y cauto" con las previsiones de empleo para no generar "falsas expectativas".

En cualquier caso, el ministro ha indicado que la reforma laboral mejorará la capacidad de crear empleo en España, ya que con menos crecimiento se verán nuevos puestos de trabajo en 2014.

En el contexto macroeconómico, la demanda nacional, que caerá un 4,4% este año, seguirá siendo negativa en 2013 (-1,7%), pero volverá a crecer un 0,5% en 2014 y se elevará un 0,8% en 2015.

Por su parte, el consumo no volverá a positivo hasta 2014 y el carácter público se mantendrá en negativo los próximos tres ejercicios. La formación bruta de capital fijo, en cambio, volverá a crecer en 2014 (+2,4%) y mantendrá el impuso en 2015 (+3%).

El sector exterior logrará mantenerse en positivo todos los ejercicios, aunque irá moderando su aportación al crecimiento con tasas del 1,8% en 2013, del 1% en 2014 y del 1% en 2015.

En esta situación, el Ejecutivo espera alcanzar el equilibrio presupuestario en el año 2016, tras cerrar el año 2012 con un déficit del 5,3%, que reducirá al 3% en 2013, al 2,2% en 2014 y al 1,1% en 2015.

La Seguridad Social alcanzará el equilibrio en 2012, mientras que las corporaciones locales lo harán en 2014 y las comunidades autónomas registrarán déficit cero en el año 2015. Así, el Estado será la única administración que permanecerá en déficit en el año 2015 (- 1,1%).

Además, la deuda pública, que alcanzará en 2012 el 79,8% del PIB, se elevará al 82,3% en 2013, pero empezará a moderarse en el 2014 al caer al 81,5% para bajar después al 80,8% en 2015.

De hecho, De Guindos ha explicado que habrá superávit primario a partir de 2013, lo que permitirá estabilizar el ratio deuda/PIB a partir de 2014 e ir poco a poco reduciendo el peso de la deuda.

Etiquetas