Despliega el menú
Economía
Suscríbete

Economía

La deuda de las bancos con el BCE alcanza su récord

Los bancos nacionales deben al organismo 227.600 millones de euros, un 49,3% más respecto a los 152.432 millones contabilizados en febrero.

La deuda de las entidades españolas con el BCE se disparó hasta los 227.600 millones de euros en marzo, esto es un 49,3% más respecto a los 152.432 millones contabilizados en febrero, un nuevo récord histórico, según datos del Banco de España.

Este importe es el saldo vivo que las entidades residentes en España aún tienen pendiente de devolver al instituto emisor europeo como consecuencia de la financiación que el organismo les ha concedido previamente y se alcanza tras la segunda subasta de inyección de liquidez a tres años del BCE.

La financiación neta concedida en marzo por el Eurosistema a las entidades españolas representó el 63% del total de la Eurozona, que ascendió a 361.695 millones de euros. Sin embargo, esta cifra no sería representativa, habida cuenta que en algunos países las entidades cuentan con superávit de liquidez que se salda a través de las facilidades de depósito, con lo que el préstamo neto de estos países se cierra en negativo.

Así pues, si solo se tiene en cuenta la apelación de la banca española en las subasta de liquidez del instituto emisor tanto a corto como a largo plazo (316.300 millones) en relación del conjunto de los bancos europeos (1.137.748 millones), ésta sólo supone el 27,8%.

Este importe bruto de apelación no recoge el dinero que los bancos españoles han tomado prestado del BCE y han vuelto a depositar en el organismo para recibir una rentabilidad del 0,25% a un día.

Y es que si se compara con la suma de los saldos de todos los países con necesidades de liquidez, los 227.600 millones supondrían un 29,7% del total del Eurosistema, lo que se aproximaría al 27,8% que representa el préstamo bruto.

De hecho, el conjunto de las entidades del Eurosistema depositó 779.771 millones de euros en el BCE, un 63% más que en febrero. La desconfianza extendida entre las propias entidades también se reflejó en los depósitos de la banca española en la institución europea, que con 88.742 millones se multiplicó por cuatro.

Este cerrazón del mercado interbancario se puso de manifiesto en que el crédito solicitado por la banca española al organismo que preside Mario Draghi se multiplicó por cinco respecto al registrado en marzo de 2011 (42.244 millones).

Etiquetas