Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

ÁLVARO RUBIO, JUGADOR DEL VALLADOLID

"El Zaragoza siempre debería estar en la élite"

Enfrentarse al Zaragoza jamás le resultará indiferente. El centrocampista augura "un partido tenso" el domingo.

¿Inquieto ante el partido del domingo?

Estoy muy expectante. Es un partido importantísimo para los dos equipos. Para nosotros es un encuentro especialmente decisivo.

Quedan 17 jornadas pero no es exagerado decir que se trata de una final para ambos contendientes.

Las circunstancias de la clasificación hablan por sí mismas. El Zaragoza nos supera por apenas dos puntos y, a estas alturas, es un rival directísimo para conseguir la permanencia.

¿Qué ambiente se vivirá?

Esperamos que el ambiente sea un infierno para el Zaragoza, en el sentido más deportivo del término.

El desplome del Valladolid comenzó la pasada campaña y prosigue en la actual. ¿Qué les ha sucedido?

No lo sé. Si lo supiéramos, hubiéramos puesto alguna solución. Este año no hemos sabido ejecutar lo que nos pedía el entrenador. No hemos estado a la altura que se esperaba y por eso estamos en puestos de descenso. No hay que buscar excusas, sino reaccionar.

¿Cómo han vivido en el vestuario el adiós de un entrenador tan querido como Mendilíbar?

Para los que hemos compartido muchos años con Mendilíbar ha sido una pena. Hemos vivido momentos extraordinarios con él. Ha sido una lástima su marcha y está claro que el problema no era el entrenador. Ya sabemos cómo funciona el fútbol, el técnico es el primero en caer. Ojalá ahora las cosas vayan mejor con Onésimo. A Mendilíbar le estaré eternamente agradecido por la confianza que depositó en mí. Jamás lo olvidaré.

¿Qué está aportando Onésimo, su sustituto?

Siempre que entra alguien nuevo, remueve un poco el vestuario y regresa la motivación a los que menos jugaban. Ganamos en competitividad y lo que hace falta es que todo eso se plasme en el campo.

Se enfrentan a un Zaragoza que en los últimos años se les ha dado muy bien.

Ojalá siga esta racha. Hace dos temporadas fueron decisivas las dos victorias sobre el Zaragoza y este año vencimos en La Romareda. Necesitamos los tres puntos como el comer.

Han transcurrido diez temporadas desde que abandonó Zaragoza. ¿Sigue motivándole especialmente enfrentarse al ex?

Más que motivarme, enfrentarme al Real Zaragoza en Primera División me hace muchísima ilusión. El Zaragoza es un club que siempre tiene que estar en la máxima categoría. Por su historia y por la afición. Es una entidad a la que tengo mucho cariño. Deseo fervientemente que este año nos salvemos los dos y volvamos a enfrentarnos en la próxima Liga.

El Zaragoza al que doblegaron en la primera vuelta tiene muy pocas similitudes con el actual.

Somos plenamente consciente de ello. Con los siete fichajes se ha demostrado que el Zaragoza es un club con muchos recursos. Le ha permitido dar la vuelta a la plantilla y parece que le está dando un buen resultado este cambio tan radical. Pero no nos asustamos. Si jugamos a un buen nivel, estamos capacitados para ganar.

¿Qué partido ha imaginado?

Será un partido tenso por lo que hay en juego. Nadie regalará nada. Pero nunca se sabe cómo puede transcurrir un partido.

¿Qué pálpito le da el nuevo Zaragoza?

Ganarle a todo un Sevilla es complicado y tiene un enorme mérito. Es la demostración de que los fichajes realizados han supuesto una clara mejoría. Hace unas semanas poca gente apostaba por la salvación del Zaragoza. Ahora ese objetivo parece más cercano. Espero que el domingo esos jugadores no tengan un buen día y aparquen por un día la reacción.

Etiquetas